SOCIEDAD

Picadas legales

La Legislatura de la ciudad de Tucumán legalizó las picadas de autos y de motos, hasta ahora clandestinas, luego de años de combate infructuoso por parte de la policía. Esto generó una dura polémica con la intendencia local, que rechaza la iniciativa. Las picadas se convirtieron en una práctica peligrosa porque se desarrollan de madrugada en avenidas anchas de la localidad de Yerba Buena o en el deteriorado ex autódromo del parque 9 de Julio, sin ninguna clase de control y frecuentemente producen accidentes entre los participantes o con automovilistas ajenos a esa actividad. Las picadas fueron habilitadas por una ley sancionada por unanimidad y que ahora debe ser promulgada por el Ejecutivo. La norma fue justificada porque ahora el Estado ejercerá control sobre esas prácticas a través de la Secretaría de Deportes. Todavía no se sabe dónde se realizarán dado que Tucumán carece de un autódromo, ya que el existente está en desuso. El intendente, Domingo Amaya, se niega a rehabilitarlo y a la vez se opone a las carreras porque contaminan la ciudad. Todavía no se sabe si la ley se aplicará o si será vetada por el Ejecutivo.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.