SOCIEDAD › EL PRO NO DIO QUORUM Y LA LEGISLATURA PORTEÑA OTRA VEZ NO PUDO SESIONAR

No conjugan el verbo expropiar

Por la ausencia del oficialismo, no pudo tratarse un proyecto para expropiar un edificio destinado a un centro de salud, en La Paternal, y un pedido de informes por la consecuencias del temporal. La Legislatura aún no sesionó en abril.

 Por Eduardo Videla

Una nueva ausencia de los legisladores del PRO hizo naufragar por segunda semana consecutiva una sesión de la Legislatura porteña. Así, quedó sin tratar la prórroga por dos años del plazo para expropiar un edificio destinado a dotar de un centro de salud al barrio de La Paternal. El jefe del bloque macrista, Fernando de Andreis, se había comprometido a tratar ayer ese proyecto, pero a último momento el bloque oficialista desairó a los vecinos y a las organizaciones sociales que habían concurrido a la Legislatura. La expropiación ya había sido aprobada hace tres años por oficialistas y opositores, pero el Ejecutivo no puso los cuatro millones de pesos contemplados en el presupuesto para rescatar el edificio, que a partir de hoy puede ser rematado por la Justicia. Vecinos y legisladores opositores sospechan que la inacción del macrismo no sólo podría hacer perder a la Ciudad un espacio valioso, sino que favorecería un negocio inmobiliario.

El edificio en cuestión fue sede de la Liga Israelita de Lucha contra la Tuberculosis hasta 2006, cuando esa institución quebró. Está ubicado en Fragata Presidente Sarmiento 2154, en La Paternal. Allí se atendían los vecinos “porque en la zona no hay ningún centro de salud y el único hospital es el Tornú, que está saturado”, explica a este diario Mónica Ronzano, entre las decenas de vecinos que se movilizaron hasta la Legislatura.

Organizaciones sociales, vecinos y profesionales consensuaron con los legisladores la ley de expropiación que se aprobó en 2009 y daba un plazo de tres años para que el Ejecutivo depositara los cuatro millones para afrontar la quiebra y quedarse con el edificio. Ese plazo vence hoy.

Alertados por la demora, los vecinos comenzaron a movilizarse esta semana, hicieron una vigilia en la entrada de la ex Liga y lograron que los legisladores incluyeran el tema en la agenda de la sesión de ayer: un nuevo proyecto para prorrogar el plazo de expropiación por dos años. Pero a último momento, los diputados del PRO no bajaron a sesionar. En el recinto sólo había 27 diputados de la oposición cuando la vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal, desde la presidencia del cuerpo, levantó la sesión por falta de quórum. “Trató en forma arrogante y con desprecio a los legisladores de la oposición que pedimos la palabra y no pudimos hablar”, denunció Fabio Basteiro (Buenos Aires para Todos), uno de los autores del proyecto de prórroga de la expropiación.

Hace una semana, el PRO había tenido un comportamiento similar: el presidente del cuerpo, Cristian Ritondo, ni siquiera abrió las puertas del recinto legislativo. De esa manera, logró eludir el tratamiento de una andanada de proyectos vinculados con las consecuencias del temporal del 4 de abril: desde pedidos de informe a la citación de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, quien estuvo durante todo el fin de semana largo después de la tormenta en Punta del Este.

El presidente del bloque del PRO, Fernando de Andreis, no contestó los llamados de este diario, por lo que no hubo explicación oficial. Fuentes del macrismo argumentaron que una de las razones de que el oficialismo no haya dado quórum es la ausencia de varios legisladores, entre ellas, la de Cristian Ritondo, de viaje en Estados Unidos, y el temor a no tener número ante una imprevista citación a ministros. Esa falta de coraje fue aludida sin eufemismos por la diputada Gabriela Cerruti (Nuevo Encuentro), quien cuestionó la “pobre gestión de Vidal al frente del cuerpo”.

“El PRO está vaciando la Legislatura”, dijo la diputada María Elena Naddeo (Frente Progresista y Popular), en una conferencia de prensa después de la abortada sesión. “Responsabilizamos al macrismo por no haber dado el quórum necesario para que haya sesión y por poner en riesgo la recuperación de un edificio para la ciudad”, agregó.

Jorge Selser (Proyecto Sur) dijo a este diario que “hasta el ministro de Salud, Jorge Lemus, manifestó su acuerdo con la construcción de un centro de salud en ese lugar”. Es que el edificio está en buenas condiciones, equipado y cuenta con consultorios y hasta un quirófano.

Para Francisco “Tito” Nenna, Mauricio Macri “quiere clausurar la Legislatura”. “Hay una definición política del macrismo para cerrar el recinto, negarse al debate y escaparse de sus responsabilidades”, afirmó el dirigente del gremio docente, quien advirtió que “a más de dos semanas del temporal, todavía hay dos escuelas sin clases”: la de Lacarra al 1100, en Parque Avellaneda, y la de Iriarte y Amancio Alcorta, en la Villa 21-24, de Barracas.

“Acá se combinan la dejadez, la falta de interés y fundamentalmente se pone en duda si no hay otras intencionalidades, porque el riesgo de no concretarse la expropiación son el remate y los negocios inmobiliarios”, concluyó Basteiro. En efecto, el edificio de tres pisos, con 2500 metros cuadrados, está emplazado en una zona de gran valor, apta para una construcción de un edificio.

Compartir: 

Twitter
 

El edificio tiene tres pisos, 2500 metros cuadrados, está equipado y cuesta cuatro millones de pesos.
Imagen: Jorge Larrosa
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.