18:11 › MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

Gelman: "El robo de bebés fue un crimen particularmente ominoso"

Al reconstruir lo ocurrido a su hijo y a su mujer, ambos secuestrados en Buenos Aires, y a su nieta, apropiada en Uruguay, Juan Gelman denunció que el caso de su nuera, María Claudia García Iruretagoyena, "fue un secuestro de vientre".

A través de videoconferencia desde el consulado argentino en México ante el Tribunal Oral Federal 6, que juzga el robo de niños durante la última dictadura, el poeta Juan Gelan advirtió que "no conocía entonces si ellos tenían militancia política pero aunque la tuvieran me parece que el procedimiento para juzgar conductas impropias por parte de la ley no era el secuestro ni el asesinato". "Lo que estoy seguro es que mi nieta Macarena, apropiada en Uruguay a los dos meses de nacer y recuperada a los 23 años, no estaba en ninguna militancia política -agregó- porque estaba en el vientre de su madre".

Para Gelman, lo que ocurrió con su nuera fue un "secuestro de vientre" producto de un "trueque" entre militares argentinos y uruguayos para quedarse con el bebé, que fue entregado a un policía de Uruguay, Tauriño, que la crió como propia junto con su esposa. "De todos los crímenes cometidos por esta dictadura del Cono Sur, el de la apropiación de los bebés me pareció uno particularmente ominoso", concluyó el poeta, quien reconoció que preparar la declaración lo sumió en una investigación de dos mil carillas que "volvió presente el pasado".

"Entraban a las casas, robaban y se repartían los bienes. Pienso que mi nuera era muy bonita, tenía 19 años, no la trataron mal, no la torturaron y hasta le dieron un vestido en Orletti", el centro clandestino de detención en Buenos Aires donde estuvieron su hijo Marcelo y su nuera María Claudia García Iruretagoyena. "Cuando estaba a punto de parir, la trasladaron a Uruguay. Quiere decir que ése fue un secuestro de vientre", concluyó quien había comenzado diciendo "soy periodista y también poeta, todos tenemos nuestros defectos, no?".

Durante su extensa declaración aludió a las trabas para abrir causas judiciales referidas a lo ocurrido con su nuera, pesquisas cerradas en varias ocasiones por la vigencia de la "ley de caducidad" en Uruguay (ahora derogada parcialmente), y criticó a los expresidentes Julio Maria Sanguinetti y Jorge Battle. Recordó la tensión que hubo por el tema entre el expresidente Néstor Kirchner, quien se interesó personalmente por su caso, y Battle, a raíz de la falta de avances de la causa en Uruguay. "Quiero encontrar los restos de María Claudia para que descansen al lado de los de mi hijo", enterrado como NN en San Fernando e identificado por el Equipo Argentino de Antropología Forense. Gelman encontró a su nieta tras una extensa investigación que incluyó cartas abiertas y campañas de escritores de todo el mundo. Encontró a los Tauriño cuando un "gestor llamado Carlos", recomendado por el entonces canciller Rafael Bielsa para renovar su pasaporte, le pidió que escribiera 25 cartas con 25 fotos de su nuera y las repartió en la SIDE. Fue entonces cuando el gestor le acercó datos aportados por el represor Eduardo Ruffo -juzgado en este mismo proceso-. A traés de esos datos y de los testimonios de los sobrevivientes, supo que ambos pasaron por Orletti y que la joven voló a Uruguay con otros uruguayos y dos niños, con quines compartió el cautiverio clandestino hasta que dio a luz.

Cuando la beba tenía dos meses fue sacada de allí en una canastita por dos represores -hoy identificados- entre ellos un exsoldado que hacía guardias en el lugar. "Se llevaron a la mamá y la beba en una canastita, y uno de ellos dijo 'a veces hay que hacer cosas embromadas', y la dejaron frente a la puerta del comisario Tauriño, tras tocar el timbre", recordó Gelman, quien sospecha que el ya fallecido Tauriño siempre supo el origen de la beba porque pese a ser policía y saber de leyes "no denunció el hallazgo, no hizo trámites de adopción y la anotó como propia".

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared