20:42 › EL PT HACE HISTORIA

Dilma: "La reelección es un voto de esperanza"

Tras confirmarse su triunfo con el 51,4 por ciento de las votos frente al 48,5 del candidato del PSDB, Aécio Neves, la reelecta presidenta brasileña, Dilma Rousseff, llamó "a la paz y la unión" del país y pidió "apertura y disposición al diálogo. Este es mi primer compromiso en mi segundo mandato". En ese marco, anunció que avanzará en la reforma política, para la que convocará un plebiscito popular, y la "lucha contra la corrupción". "Viva Brasil, viva el pueblo brasileño", concluyó Dilma.

"Como vencedora de estas elecciones históricas envío mis palabras de agradecimiento. Hemos llegado al final de una contienda que movilizó a todo el país", señaló Dilma, quien tuvo a su lado al "militante número uno de las causas del pueblo y Brasil", como describió al expresidente Lula Da Silva.

A pesar de las duros cruces de campaña, la reelecta presidenta aseguró que "las elecciones no dividieron al país" y convocó a los ciudadanos de "una de las más grandes democracias del mundo" al diálogo. "Los llamó a que nos unamos por el futuro de nuestro pueblo. Esta elección movió ideas contradictorias, pero con un punto común: la búsqueda de un mejor Brasil".

"A partir de ahora, en Brasil, el debate de las ideas, el encuentro de posiciones puede producir espacios y consensos para los cambios que tanto necesitamos", afirmó la mandataria que gobernará por otros cuatro años.

En una definición cerrada, tal cual se lo esperaba, Dilma logró extender a un nuevo período el liderazgo del Partido de los Trabajadores, que ya lleva 12 años gobernando el país, algo inédito en la historia democrática del gigante sudamericano.

La actual jefa de Estado se impuso con más de 53,3 millones de votos, lo que supune una ventaja de unos tres millones de sufragios sobre el senador liberal Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), quien obtuvo el 48,55 por ciento de los sufragios válidos.

Rousseff ya había logrado un importante triunfo en las urnas el pasado 5 de octubre, cuando se impuso a Neves y a la ambientalista Marina Silva con el 41,59 por ciento de los votos válidos. No obstante, la victoria en primera vuelta no le aseguró una campaña cómoda de cara al balotaje.

La mandataria transitó el camino hacia la reelección bajo la sombra de las denuncias de corrupción en la petrolera estatal Petrobras fogoneadas desde los medios de comunicación concentrados y las críticas a su política económica. En ese marco, el triunfo de Dilma significa otra batalla ganada por la izquierda brasileña nucleada en torno al PT.

Esta mañana, poco antes de acudir al colegio electoral, Rousseff participó en un desayuno en el que reconoció que la campaña electoral de este año, tanto para la primera vuelta del 5 de octubre como para el balotaje de hoy, "fue diferente" y tuvo "momentos lamentables, en los que el nivel no fue muy alto".

"Tuvo momentos lamentables, formas de trato indebidas y creo que eso fue rechazado por la población. Creo que a la población no le gustó", comentó Rousseff, quien precisó, no obstante, que no toda la campaña estuvo marcada "por el bajo nivel". La mandataria y candidata por el Partido de los Trabajadores (PT) emitió su voto en su natal Porto Alegre.

Los brasileños elegieron hoy presidente para gobernar los próximos cuatro años, mientras que Acre, Amazonas, Amapá, Rondonia, Pará, Mato Grosso do Sul, Goiás, Ceará, Rio Grande do Sul, Paraíba, Rio de Janeiro, Rio Grande do Sul y el Distrito Federal, también eligieron sus gobernadores en ballotage.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared