14:41 › EN LA DESPEDIDA A SHIMON PERES, OBAMA LLAMó A "CULMINAR EL SUEñO" DEL EXPRESIDENTE ISRAELí

Un funeral cargado de gestos

Personalidades de todo el mundo dieron hoy el último adiós al fallecido Shimon Peres, durante una ceremonia a la que asistieron alrededor de 3 mil personans. El primer ministro Benjamin Netanyahu -quien se saludó con el presidente palestino Mahmud Abbas- lo elogió como "uno de los más grandes líderes" del pueblo de Israel. Estuvieron el príncipe Carlos de Gran Bretaña, el rey de España, Bill Clinton, Nicolás Sarcozy y al discurso final lo dio el mandatario estadounidense Barack Obama.

"Su persecución de la paz nunca fue naíf", subrayó Obama y destacó que la presencia allí de Mahmud Abbas era "un gesto y recordatorio de los asuntos incompletos por la paz", añadió. El mandatario norteamericano terminó su discurso con una frase en hebreo que traducida significa: "Shimon, muchas gracias, querido amigo".

Por su parte, el presidente israelí, Reuven Rivlin, describió la muerte de Peres como "una inmensa pérdida personal y nacional". Implica el final de la "era de los gigantes", subrayó.

Netanyahu ocupaba la primera línea de asientos junto al presidente estadounidense, Barack Obama, con quien intercambió unas palabras, al igual que con Abbas. Las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos están paralizadas desde hace más de dos años y hasta ahora ambos no han acordado siquiera la forma de reunirse para aclarar el estado de las cosas.

En su discurso, el expresidente estadounidense Bill Clinton dijo que Peres era un "soñador". "Sus críticos a menudo decían que era naíf, un soñador demasiado optimista. Solamente se equivocaban en lo de naíf", indicó el exmandatario. "Era un servidor del pueblo", dijo Clinton. "Nunca abandonó a nadie."

Clinton era quien estaba al frente de la administración estadounidense durante las negociaciones de paz protagonizadas por Peres en los años 90 y por las que el dirigente israelí recibió el Nobel de la Paz en 1994 junto con el líder palestino Yassir Arafat y el ex primer ministro Itzhak Rabin, asesinado en 1995.

Por su parte, el escritor Amos Oz llamó a tomar el relevo de Peres y encontrar una solución pacífica para el conflicto en Cercano Oriente. Él también aludió a quienes lo consideraban un optimista naíf. "Pero él consiguió la mayoría de sus sueños, y el cinismo, la burla y la búsqueda de venganza quedaron atrás".

Los tres hijos adultos del político fallecido también se despidieron con discursos emotivos recordando pequeños detalles de su vida. El féretro con el cuerpo de Peres fue trasladado para el funeral por miembros del Ejército y un rabino militar recitó oraciones funerarias judías. La familia, con sus hijos, nietos y bisnietos, siguió a la comitiva.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.