DEPORTES › QUILMES SUPERO A SAN LORENZO Y TODAVIA SUEÑA CON SALVARSE

Sigue aferrado al milagro

El conjunto del Sur ganó con goles de Cerro y Cauteruccio y de esa manera esperará a lo que suceda hoy con Huracán.

No depende de sí mismo, pero su parte la cumplió de gran forma. Quilmes superó 2-0 a San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro y se aferra al milagro de mantenerse en Primera División. Y más esperanzado está luego de la caída de Gimnasia en su visita a All Boys, un rato más tarde. Para completar la faena, deberá esperar hoy que no gane Huracán. Por lo pronto, ayer, los goles de Cerro en la etapa inicial y de Cauteruccio en el complemento le dieron una victoria fundamental que, además, brindaron una bienvenida frustrada a Omar Asad como entrenador del equipo de Boedo.

El visitante no tenía margen de error. Y la obligación de ganar consolidó el ímpetu necesario como para sobreponerse a la adversidad. Así fue como salió en busca de los tres puntos desde el comienzo. Con la movilidad de Diego Torres, los desbordes de Hernán Grana por la banda derecha y la voluntad constante de Martín Cauteruccio, Quilmes evidenció que contaba con argumentos como para no darse por vencido. Para colmo, San Lorenzo se dejó llevar por esa intensidad que propuso el rival.

El elenco que dirige Ricardo Caruso Lombardi era más pero le faltaba la puntada final, un problema que sostuvo a lo largo de las últimas fechas, y que, pese a su mejoría en el rendimiento, nunca pudo solucionar. Aun así, el conjunto local lo ayudó cediéndole los espacios libres. Es por eso que el club del Sur abrió el marcador a los 12 minutos, con un desborde de Cauteruccio que encontró justo a Cerro para que definiera con clase sin darle opciones a Migliore.

Con la ventaja, Quilmes se tranquilizó, manejó con inteligencia la pelota y dejó que el adversario perdiera la paciencia. El conjunto que conduce Asad tuvo sus chances para igualar el tanteador, pero la mala puntería y las buenas respuestas de Trípodi se lo impidieron.

En el complemento, San Lorenzo avanzó en el terreno, buscó más alternativas para llegar al gol, pero siempre cayó en el embudo que le propuso la defensa visitante. Mientras tanto, Quilmes prefirió aguantar y quedar con la expectativa de generar un contragolpe que consolide su victoria. Recién lo hizo en el cierre del partido con una corrida veloz de Cauteruccio, que superó a la defensa local y remató fuerte al ángulo superior derecho del arco de Migliore. El 2-0 definió el partido, les dio esperanzas a los de Caruso Lombardi en busca de la salvación del descenso, y preocupó aún más a un San Lorenzo que no encuentra su fútbol pese al cambio de entrenador.

epigrafe

Compartir: 

Twitter
 

Los jugadores de Quilmes festejan el gol de Cerro.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.