ECONOMíA › LA PRESIDENTA DEL BC DESCARTO UNA MAYOR APRECIACION DEL PESO

Contra la ortodoxia

Marcó del Pont defendió ayer la política monetaria y afirmó que en las críticas subyace el deseo de los países desarrollados de exportar su recesión a naciones con fuertes demandas internas, como Argentina.

La presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, defendió ayer la política monetaria oficial y descartó que una mayor apreciación del peso sea la solución para enfrentar la inflación. “Lo que estamos escuchando en los últimos días es un discurso ultraortodoxo difundido en los organismos internacionales y en los países centrales, que es repetido aquí por los economistas de profesión”, afirmó.

A su juicio, frente al fuerte aumento del precio mundial de los alimentos, el discurso ortodoxo “sólo atina a proponer que nuestros países dejen apreciar más sus monedas”. “Y no se trata ni de un diagnóstico ni de un consejo neutral. Lo que esto expresa es el deseo de los países desarrollados de poder exportar su recesión a naciones con fuertes demandas internas”, explicó Marcó del Pont. Ocurre que con un tipo de cambio más bajo, es decir, con una moneda apreciada, se aceleran las importaciones, en particular las provenientes de los países desarrollados, permitiendo a éstos colocar sus mercancías excedentes en los mercados emergentes, en detrimento de la producción nacional.

Al referirse a los comentarios y diagnósticos vertidos en los últimos días sobre el nivel de precios, Marcó del Pont señaló que se trata de “simplificaciones” y de conceptos erróneos que hacen alusión “a supuestas raíces monetarias como causa de una supuesta inflación que en Argentina hoy no existen”. “Desde el Banco Central consideramos que las tensiones de precios no tienen raíces monetarias. Lo que hacemos es no plantear una política monetaria que enfríe la economía. Y por el contrario, los economistas de ‘profesión’ proponen reducir la cantidad de dinero en circulación, apreciar la moneda y reducir el gasto público en inversión o gasto social”, explicó la funcionaria.

“Hoy no hay condiciones para un proceso de espiralización inflacionaria, ya que eso, en la historia económica argentina, ha ocurrido siempre a partir de un sector externo deficitario o por un déficit del sector público. Ninguno de estos dos elementos está presente hoy merced a los logros del actual modelo económico en los últimos años”, aseveró la presidenta del Central. El diagnóstico del ente monetario es que el problema de precios en nuestro país tiene que ver con un problema de oferta, continuó. “La relación cuantitativa de la emisión con los precios como explicación de la inflación, que es la que ensayan los críticos, es de una linealidad increíble”, consideró.

Al respecto, y evidenciando lo contradictorio del razonamiento ortodoxo, Marcó del Pont recordó que “la base monetaria en Perú y Uruguay crece más que en Argentina y, sin embargo, estos dos países tienen una tasa de inflación menor a la de nuestro país”. “Muchos que ya fracasaron en Argentina siguen repitiendo recetas equivocadas que son muy parecidas o similares a la de los organismos internacionales y de los países centrales, unas recetas que nos llevaron a situaciones catastróficas”, concluyó la funcionaria.

Compartir: 

Twitter
 

“Hoy no hay condiciones para un proceso de espiralización inflacionaria”, aseguró Marcó del Pont.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.