ECONOMíA › EL CRECIMIENTO ECONOMICO DE 2010 FUE DE 9,2 POR CIENTO, CON ALZAS EN TODOS LOS RUBROS

De la mano del consumo y la inversión

La expansión del PBI del año pasado fue la mayor desde la salida de la convertibilidad. La inversión jugó un papel central. El otro gran impulsor fue el consumo interno. También subieron la industria, el agro, la construcción y los servicios.

El Producto Bruto Interno (PBI) creció 9,2 por ciento en 2010, impulsado en mayor medida por la inversión, que fue el componente más dinámico, y el consumo privado. A precios corrientes, el PBI fue de un billón 442.655 millones de pesos, algo más de 355.000 millones de dólares. El nivel de crecimiento alcanzado por la economía el año pasado quedó en el primer puesto de la etapa kirchnerista junto a 2005. Ese rendimiento tuvo que ver en buena medida con el hecho de que la comparación se realiza con el 2009, cuando impactó la crisis internacional. Sin embargo, la fuerza de la recuperación es muestra de las sólidas bases macroeconómicas. Para 2011 se espera un crecimiento de entre 6 y 7 por ciento. El cuarto trimestre de 2010 mostró un avance también de 9,2 por ciento de forma interanual, mientras que con respecto al tercer trimestre la variación fue de 2,5 por ciento, precisó el Indec en su informe.

El componente de la demanda con mayor peso en el PBI fue el consumo privado, que absorbió casi el 60 por ciento de la oferta. Mostró un crecimiento anual de 9 por ciento, una marca que desde la salida de la convertibilidad sólo fue superada en 2004. Varios factores explican este comportamiento. Por un lado, el mecanismo de negociación colectiva permitió que muchos gremios pudieran obtener aumentos salariales superiores a la inflación, con el consiguiente aporte al consumo real. Sin embargo, hay estudios que marcan que el salario real en promedio, teniendo en cuenta los trabajadores registrados menos sindicalizados y los no registrados, no habría mejorado en forma considerable en el último año. La política de ingresos mediante la Asignación Universal por Hijo y el aumento en las jubilaciones tuvo una influencia decisiva en el consumo.

El rubro más dinámico fue la inversión interna bruta fija, que creció 21,2 por ciento en el año, compuesta por los desembolsos públicos y privados. Las compras de equipo durable de producción avanzaron 41,1 por ciento, en especial las de material importado (subió 55,7 por ciento), por encima del nacional (20,4 por ciento). También creció la adquisición de maquinaria y equipo y material de transporte. La actividad de la construcción, que está incluida en la inversión, subió 8,2 por ciento.

“La inversión responde a la expansión del mercado nacional, la mayor demanda del mercado externo, a una macroeconomía sólida, a las políticas de desendeudamiento del Gobierno y las mayores facilidades financieras que puso a disposición tanto para grandes como pequeñas y medianas empresas”, consideró la ministra de Industria, Débora Giorgi. Agregó que la inversión en función del PBI terminó en 22,8 por ciento, cerca del 23 por ciento de 2008, que fue el mayor año desde 1980.

El consumo público creció 9,4 por ciento en 2010 mientras que las exportaciones, a partir de las buenas condiciones climáticas y de precios para el agro, junto con el crecimiento de las ventas automotrices, avanzó 14,6 por ciento. Más allá de la indispensable entrada de dólares que generan las exportaciones agropecuarias, su aporte directo en términos de crecimiento del PBI es reducido. Todo lo exportado en 2010 le sumó alrededor de dos puntos porcentuales al crecimiento y la mitad de ello se debió a las ventas de productos primarios y manufacturas de origen agropecuario. De todas formas, la actividad también genera eslabonamientos que impactan en otras actividades, como la maquinaria agrícola o la industria química.

En términos generales, el crecimiento de los sectores productores de bienes fue 10,6 por ciento, por encima de los servicios, que crecieron 7,6 por ciento. En el primer grupo el rubro más relevante en términos de valor agregado fue la industria manufacturera, que creció el 9,8 por ciento, seguido por la construcción (5,2 por ciento) y el agro (28,5 por ciento). En los servicios, el comercio mayorista y minorista y reparaciones subió 13,1 por ciento. Transporte, almacenamiento y comunicaciones avanzó 10,6 por ciento y actividades inmobiliarias, 4,1 por ciento.

La variación de los precios implícitos en el cálculo del PBI que registró el Indec para 2010 fue de 15,4 por ciento. Los precios de los sectores productores de bienes avanzaron 17,8 por ciento, mientras que los servicios, 13,1 por ciento. El sector que mayor alza mostró fue el agro, con el 30,9 por ciento, por la suba en el precio internacional de los alimentos.

Compartir: 

Twitter
 

El rubro más dinámico fue la inversión interna bruta fija, que creció 21,2 por ciento en el año.
Imagen: Alejandro Elías
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.