ECONOMíA › EL SECTOR EXTERNO ARROJO EL AÑO PASADO UN SUPERAVIT DE CUENTA CORRIENTE DE 3500 MILLONES DE DOLARES

Un nuevo balance con saldo positivo

El resultado se logró sin recurrir a endeudamiento externo neto. De todas formas, la deuda se incrementó en 11.000 millones de dólares, aunque su volumen respecto del PIB representa sólo el 35 por ciento.

La fotografía del sector externo arrojó en 2011 un superávit de cuenta corriente de 3500 millones de dólares. A su vez, el nuevo canje de deuda y políticas como el uso de las reservas para cancelar pasivos externos permitieron que la cuenta capital deje un resultado anual de 711 millones de dólares, el primer registro positivo desde 2007. El Balance de Pagos publicado ayer por el Indec preservó el resultado favorable sin necesidad de recurrir al endeudamiento externo neto. De todas formas, la deuda externa bruta total alcanzó los 128.618 millones de dólares, un incremento de 11 mil millones de dólares en el año. Aunque el valor de esas obligaciones creció, el volumen de la deuda total con respecto al PIB se ubica en el 35 por ciento, una cifra significativamente inferior a los registros observados en el país durante los últimos veinte años.

El superávit de cuenta corriente registrado el año pasado representa una reducción de 68 por ciento con respecto al registro de 2009, cuando la crisis internacional y la desaceleración en el nivel de actividad redundaron en una merma de las importaciones que abultó el resultado comercial. Los datos correspondientes a 2010 evidencian el fuerte aumento de las importaciones (45 por ciento), un reflejo de la sostenida recuperación económica, y a su vez explican el aumento en la deuda externa bruta, producto del mayor endeudamiento con proveedores para financiar las compras externas.

No obstante, si se comparan los datos con 2008, la referencia estadísticamente adecuada, ya que en esa fecha el escenario global todavía no había afectado la economía local, el intercambio de mercancías arroja un saldo muy similar en el orden de los 15 mil millones de pesos. Las cifras de 2010 incluso muestran una leve caída de las importaciones y las exportaciones. Si se utiliza esa comparación, la merma del superávit en cuenta corriente se reduce hasta el 46 por ciento.

Así, la desmejora en el superávit de cuenta corriente, uno de los pilares del modelo desde 2003, se explica por otro de los componentes de esa estimación, como fue el incremento en el giro al exterior de utilidades y dividendos de las empresas y el pago de intereses. La remisión de las ganancias de las filiales de las compañías multinacionales a sus casas matrices alcanzó el año pasado un débito neto de 7183 millones de dólares y el pago de intereses llegó a un rojo de 2770 millones. De esa forma, el resultado negativo de la cuenta de Rentas muestra una profundización interanual del 10 por ciento contra 2009 y asciende hasta el 32 por ciento si se lo compara con 2008.

El informe elaborado por la Dirección de cuentas internacionales del organismo estadístico evidencia que la cuenta capital y financiera terminó el año con un resultado favorable de 711 millones de dólares. La cifra gana relevancia al contrastarla con el comportamiento 2008-2009, cuando por ese concepto salían del país entre 8000 y 9000 millones de dólares. El nuevo canje de deuda instrumentado por el Gobierno, la decisión de pagar los vencimientos de deuda con reservas internacionales del Banco Central, las altas tasas de interés que ofrece el país en comparación con el resto del mundo y la ausencia de expectativas devaluatorias son los factores centrales que explican la reversión de ese saldo.

Las señales amistosas con el sector financiero internacional permitieron que las salidas netas de capitales motorizadas desde el sector público no financiero por 7690 millones de dólares registradas en 2009 resulten en un ingreso neto por 932 millones de dólares. El año pasado, a pesar de que el Banco Central utilizó más de seis mil millones de dólares de las reservas para pagar vencimientos de deuda, el stock de divisas de la autoridad monetaria trepó 4157 millones de dólares. Ayer, el Boletín Oficial informó sobre la emisión de la Letra del Tesoro intransferible que recibió el organismo que conduce Mercedes Marcó del Pont a cambio de los 2174 millones de dólares de reservas destinados al pago de las obligaciones con organismos financieros internacionales durante 2011.

Compartir: 

Twitter
 

Las empresas remitieron 7183 millones de dólares a sus casas matrices.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.