EL MUNDO › LA CORTE SUPREMA REAFIRMO LA LEGALIDAD DE LA REFORMA DE OBAMA

Un fallo saludable para EE.UU.

Rechazan un recurso de amparo en contra del Obamacare, que habría dejado sin cobertura a millones de personas.

La Corte Suprema norteamericana rechazó un recurso de amparo que habría dejado sin cobertura a millones de personas y debilitado el programa de seguro médico estatal impulsado por el presidente Barack Obama. La reforma de universalización del acceso a la salud, el mayor logro político interno del mandatario demócrata, recibió el aval judicial tras una demanda impuesta por cuatro residentes de Virginia. Mientras Obama festejó el fallo con un discurso en la Casa Blanca, el candidato republicano, Jeb Bush, repudió la decisión del tribunal.

Con seis votos a favor y tres en contra, ésta es la segunda vez que el máximo tribunal salva un pilar de la reforma de Obama, después de que en 2012 avalara la constitucionalidad del núcleo de la ley: la obligación de todo estadounidense de contratar un seguro médico bajo penalización de multa anual. Obama se dirigió a su país desde Washington una vez publicada la esperada decisión judicial. “Ha habido éxitos y reveses, los reveses los recuerdo claramente. Pero no hay ninguna duda de que esta ley está funcionando y ha cambiado, e incluso salvado en algunos casos, vidas estadounidenses”, dijo.

La decisión dictada por la Corte era clave para más de siete millones de ciudadanos de 34 estados, casi todos con legislaturas o gobiernos republicanos, que no tienen mercados estatales para que las personas sin seguro adquieran uno privado con la reforma sanitaria de Obama. Si el Supremo hubiera dado la razón a los cuatro residentes del estado de Virginia que interpusieron la demanda, el gobierno federal tendría que haber dejado de facilitar los subsidios de estos estados.

La discusión giraba en torno de la letra de la ley, que dice “establecido por el Estado”, frase que los demandantes interpretaban como que el gobierno federal no podía proveer subsidios en estados donde no hay. Obama señaló que es una parte clave de la ley el hecho de que los ciudadanos norteamericanos tengan un seguro independientemente del lugar donde vivan. Si la Corte hacía lugar al reclamo, “muchísimas personas se habrían quedado sin seguro de nuevo, subiría el precio de todas las pólizas y Estados Unidos iría hacia atrás, y no- sotros no hacemos eso, nosotros vamos hacia adelante”, explicó el mandatario.

Por su parte, uno de los representantes del ala republicana, el ex gobernador de Florida Jeb Bush, se declaró decepcionado por el fallo de la Corte Suprema y se comprometió a seguir la lucha en contra de la legislación. “Esta decisión no significa el fin de la batalla contra el Obamacare. Como presidente de Estados Unidos haré el arreglo de nuestro descompuesto sistema de salud una de mis prioridades”, señaló.

Por su parte, la ex secretaria de Estado, la demócrata Hillary Clinton, sostuvo que la decisión de mantener los subsidios de salud a los estadounidenses confirma el espíritu de la ley de ser asequible a toda la población de todos los estados del país. “Los republicanos han librado un ataque sostenido contra esta promesa. Han votado más de 50 veces para desmantelar la ley, los republicanos deben dejar de tratar de desmantelar nuestros proyectos y trabajar más allá de divisiones partidistas para mejorar este éxito”, señaló.

Por segunda vez, fue ayer un juez conservador, el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, el que salvó la pieza clave de la administración Obama. Y no sólo fue Roberts el que se sumó a los cuatro miembros de tendencia progresista, lo hizo también el juez Anthony Kennedy, de manera que el aval fue más rotundo que en 2012, cuando el resultado fue de 5-4.

Compartir: 

Twitter
 

Obama habla con Biden tras elogiar el fallo de la Corte.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.