EL MUNDO › RENUNCIó EL ALCALDE DE ROMA POR ACUSACIONES DE CORRUPCIóN

Arrivederci Ignazio Marino

Marino no tuvo más remedio que presentar su dimisión, luego de que el Partido Democrático le quitara su apoyo. El alcalde de centroizquierda está sospechado de malversar fondos del municipio en su beneficio. Hubo manifestaciones en su contra.

 Por Elena Llorente

Página/12 En Italia

Desde Roma

El alcalde de Roma, Ignazio Marino, acusado de malgastar fondos del municipio a nivel personal, renunció ayer luego de que su formación política, el Partido Democrático (centroizquierda), le quitó su apoyo lo mismo que otros partidos progresistas. Después de una larga jornada de encuentros y desencuentros con su equipo de asesores y exponentes de varios partidos y de manifestantes de distintas tendencias de derecha que reunidos en la plaza del Capitolio –donde se encuentra la municipalidad– pedían su renuncia, Marino no tuvo más remedio que presentarla. Pero recordó que, según las normas vigentes, todavía tiene 20 días para repensar su decisión. “En estos dos años he hecho cambios sustanciales, he cambiado un sistema de gobierno que estaba basado en la condescendencia con las lobbies, con los poderes criminales” escribió en una larga carta abierta a los ciudadanos romanos donde anuncia su renuncia. “Temo que vuelvan a gobernar las lógicas del pasado, la especulación, los ilícitos intereses privados, el sistema corrupto y mafioso que lamentablemente ha tocado incluso a una parte del Partido Democrático”, agregó. Según el ex alcalde, su adiós “no es una señal de debilidad o de admisión de una culpa por esta manipulada polémica sobre los gastos y los relativos recibos fiscales”.

Según la ley, la renuncia de Marino será definitiva el 28 de octubre, después de los cual quedará cesante todo el Consejo Comunal y todos los cargos políticos. El prefecto (es decir el representante del gobierno nacional en la provincia), de quien pasa a depender el municipio desde ahora, deberá nombrar un comisario que a su vez debería organizar nuevas elecciones.

Mientras tanto el Partido Democrático, que le había pedido que renunciara, se ha manifestado satisfecho de la decisión del alcalde caracterizándolo como un “gesto de responsabilidad”. Desde ayer a la mañana se hablaba de la renuncia de Marino y sobre todo de las presiones del PD y de SEL (Izquierda, Ecología y Libertad) el otro partido que lo apoyaba.

Marino, médico cirujano que se dedicó a la política hace pocos años, ha cometido una serie de errores en su comportamiento privado desde que es alcalde, errores que muchos atribuyen a su ingenuidad o falta de experiencia más que a las malas intenciones. Pero no falta quien se pregunta qué esconde en realidad el ex alcalde. Entre sus errores se cuenta el hecho de que hace algunas semanas viajó a Filadelfia para encontrarse con el papa Francisco, que estaba en esa ciudad cumpliendo una de las etapas de su viaje por Estados Unidos, y al parecer dijo que había sido invitado por el pontífice. Pero Francisco dijo que no había sido así, cuando los periodistas se lo preguntaron en el avión de regreso a Italia.

Las críticas al alcalde comenzaron antes de este viaje, sobre todo por los gastos por cenas personales y fiestas que pagó con la carta de crédito del municipio y a lo que algunos han bautizado como el “Cenagate” por semejanza al Watergate que hizo saltar a Richard Nixon de la Casa Blanca. Pero Marino había retrucado a estas acusaciones: “Pagaré de mi bolsillo los 20.000 euros que gasté en el interés de Roma y continuaré mirando hacia adelante”. Tanto el alcalde como el PD eran conscientes de que en los próximos meses, especialmente con el Jubileo de la Misericordia que el papa Francisco inaugurará el próximo 8 de diciembre, la municipalidad de Roma deberá afrontar una serie de desafíos a nivel de seguridad, transportes, limpieza, etc, dado que se esperan 33 millones de turistas y peregrinos (25 millones llegaron para el Año Santo del 2000), según las estimas hechas por el instituto de investigaciones socioeconómicas Censis. Marino, 60 años, fue elegido alcalde en 2013 para un período de cinco años. Aparte del dinero que dice que ahora pagará de su bolsillo, le han sido atribuidos otros errores que la oposición no perdió la oportunidad de enfatizar, como manejar su auto en el centro histórico de Roma con un permiso que había caducado o permitir el funeral-espectáculo de un mafioso romano donde hasta se tiraron pétalos de rosas desde un helicóptero. En la municipalidad además no se ganó la simpatía de mucha gente, porque hizo una serie de recortes que bajaron los sueldos. Sin embargo muchos reconocen que durante el gobierno del ahora ex alcalde salieron a relucir numerosos escándalos de corrupción y de negocios con sectores mafiosos de Roma, en el que habían estado implicados responsables del municipio de la gestión precedente a Marino.

Compartir: 

Twitter
 

Manifestantes con una figura de cartón de Marino pidieron ayer su renuncia en Roma.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.