EL PAíS › EL MINISTRO DE JUSTICIA Y LEGISLADORES OPOSITORES ACORDARON CAMBIOS EN EL OPERATIVO ELECTORAL

Para agilizar el recuento de votos

Se prevé que entre las 23 del domingo 25 y la medianoche ya habrá una tendencia definitiva. Entre otras medidas, se simplificó el acta de escrutinio, que será colocada en un sobre inviolable. Se filmará la apertura de sobres.

 Por Laura Vales

El ministro de Justicia, Julio Alak, aseguró que el recuento en las elecciones nacionales del próximo 25 “será mucho más rápido”. La estimación es que a las 22 estarán los primeros resultados, y entre las 23 y la medianoche ya habrá una tendencia definitiva. El funcionario lo aseguró tras reunirse con un grupo de diputados y dirigentes opositores a los que informó sobre los cambios que se implementarán para dar una mayor transparencia a los comicios.

La reunión se hizo a pedido de los dirigentes. El mes pasado, el grupo de diputados opositores llevó un reclamo a la Cámara Electoral para proponer una serie de medidas que dieran mayor seguridad a las elecciones nacionales. La Cámara Electoral tomó sus sugerencias e hizo una serie de recomendaciones. Parte de ellas debían ser puestas en práctica por el Poder Ejecutivo, y el encuentro de ayer con Alak fue solicitado a modo de seguimiento. Al retirarse, los dirigentes dijeron sentirse “satisfechos”.

Participaron de la reunión los legisladores Mario Negri (UCR), Patricia Bullrich y Pablo Tonelli (Unión PRO), Alberto Asseff (aliado del Frente Renovador), Ricardo Cuccovillo (Partido Socialista) y la dirigente María Elena Barbagelata (Partido Socialista). Junto a Alak estuvo el director nacional electoral, Alejandro Tullio.

Entre las medidas adoptadas, se dispuso reforzar la capacitación a las autoridades de mesa. En ese marco, se les pagará más a los que lo hagan. Los montos serán de 350 pesos para cada presidente de mesa y 200 más si se capacitan. Cada escuela tendrá además un responsable electoral, que se ocupará de que el lugar de votación sea abierto a horario y de resolver eventuales faltantes de boletas, para lo que los partidos ya fueron autorizados a llevar cantidades extra. Por otra parte, se simplificó el acta de escrutinio, que será colocada en un sobre inviolable –en el sentido de que si alguien quiere abrirlo, se romperá, poniendo en evidencia su manipulación– para evitar que la documentación se altere en su camino al correo.

Los fiscales partidarios podrán ingresar a los centros donde se van a escanear los telegramas. El procedimiento de apertura de los sobres y el escaneo, además de ser presenciado por los fiscales, va ser filmado, para que se pueda reconstruir qué pasó en caso de controversias.

Consultado por Página/12, Tullio señaló que “de las recomendaciones de la Cámara, la única que no se concretará será la de hacer las actas por duplicado con un papel autocopiante”, que luego de una serie de pruebas fue descartado porque suponían más riesgos que ventajas.

El director nacional electoral volvió a desmentir, por otra parte, que el 25 se vayan a contar primero los votos presidenciales para confirmar o descartar el ballottage. La versión había sido publicada por un diario y fue rechazada de plano. “Los votos se contarán como siempre –remarcó Tullio–, y a las 23,30 ya estará todo resuelto en el sentido de que se podrán hacer proyecciones sobre una base informativa sólida.”

En cuanto al seguimiento con GPS de los vehículos que transporten las urnas, se resolvió colocarlos sólo en los móviles que participarán “en los operativos troncales” del traslado de varias localidades.

“Nos vamos conformes de la reunión. Se han acercado posiciones y las explicaciones expuestas por el ministro Alak y el director electoral nos dejaron satisfechos”, aseguró Bullrich.

La diputada, candidata de Cambiemos, agregó que acordaron con los funcionarios “que se realice una campaña de difusión en la que se informará a los ciudadanos cómo reclamar ante faltantes de boletas”.

Bullrich confirmó así que “las medidas propuestas” a la Cámara Electoral “están en ejecución”, pero advirtió que estarán “atentos y monitoreando para que no haya posibilidad de irregularidades”.

El diputado Pablo Tonelli, del PRO, sostuvo que “las cosas que no se pueden hacer es porque existen dificultades técnicas que nos han explicado” y se dijo también “conforme” por “los abundantes argumentos” ofrecidos en la reunión.

Asseff consideró que “si bien no es el voto electrónico ni la boleta única” estas medidas “vienen a resolver el problema del hurto de boletas”.

En sintonía, Barbagelata dijo que la propuesta presentada por el ministro y el director electoral “atiende a los reclamos y a las preocupaciones que compartimos todos”, y resaltó que “hay un esfuerzo evidente por garantizar que la elección sea lo más normal posible”.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Justicia, Julio Alak,y el director nacional electoral, Alejandro Tullio, con los legisladores.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.