EL MUNDO › UN INTENTO DE SOBORNO ACENTUA LA CRISIS DE LOS MELLIZOS EN POLONIA

La polka del sobre debajo de la mesa

 Por Stephen Castle *
Corresponsal en Europa

Polonia fue sacudida ayer por su segunda crisis política en una semana, cuando un importante asesor del primer ministro fue filmado ofreciendo secretamente sobornos para persuadir a un miembro del Parlamento de que cambie de partido político. La pelea probablemente le aseste un golpe fatal al gobierno de derecha liderado por Jaroslaw Kaczynski, que busca conseguir una mayoría suficiente para no verse obligado a llamar a elecciones anticipadas. La semana pasada, el premier polaco, cuyo hermano mellizo, Leck, es el presidente de Polonia, despidió sin ceremonias al vicepremier, Andrzej Lepper, líder del partido ultranacionalista Autodefensa. Esa áspera disputa rompió la coalición gobernante y le quitó al partido de Kaczynski, Ley y Justicia, su mayoría parlamentaria.

El drama que envolvió a Varsovia ayer emergió de los esfuerzos de Ley y Justicia de atraer a suficientes miembros del Parlamento de los partidos rivales para permanecer en el gobierno. Sin que él lo supiera, Adam Lipinski, jefe del gabinete de primer ministro, fue filmado en las dos reuniones que mantuvo con Renata Beger, parlamentaria del partido Autodefensa de Lepper. Las secuencias de los encuentros, filmada con cámara oculta por la misma parlamentaria en una habitación de hotel cerca del edificio del parlamento en Varsovia, fueron emitidas durante todo el día de ayer por la televisión polaca.

Se ve a Lipinski ofreciéndole el cargo de secretaria de Estado de Agricultura y garantizándole el pago de la multa –de 125.000 euros– a que sería condenada por su partido, el populista de izquierda Autodefensa, por transfuguismo. En una escena se ve a Beger preguntando a Lipinski qué cabe esperar del gobierno. “Secretaria de Estado en Agricultura. ¿Te parece?”, responde el emisario gubernamental. “No hay problema, ya sabés que tenemos muchos puestos que cubrir”. En otro momento la parlamentaria manifiesta su temor a la multa. “Sí, estamos pensando en crear algún tipo de fondo”, le tranquiliza Lipinski.

La emisión de las imágenes por el canal TVN provocó ayer un intenso cruce de acusaciones, con la oposición reprochando al gobierno que recurra a prácticas de corrupción, mientras se jacta de ser un gabinete de alta moral dispuesto a limpiar la escena política nacional. El jefe del grupo parlamentario de Ley y Justicia replicó que eran conversaciones naturales con una parlamentaria y que si algo había era una gran provocación de la oposición liberal y de izquierda para boicotear, precisamente, los intentos del gobierno de Ley y Justicia de sanear Polonia. Cuando se le pidió que explicara sus comentarios, Lipinski le dijo a TVN que quería evitar que los miembros del Parlamento fueran “amenazados”, añadiendo: “Creo que Ley y Justicia debería ayudar a estos diputados de Autodefensa”. Eso no convenció a los muchos críticos del primer ministro e instó a otros partidos políticos a congelar las negociaciones de coalición con Kaczynski.

Jaroslaw Kalinowski, líder del partido de los Campesinos, dijo: “No hay ninguna posibilidad de conversaciones sobre la coalición con Ley y Justicia después de lo que pasó anoche. Es un claro caso de corrupción. La cuestión ahora es encontrarle una salida a esta situación y está la perspectiva de elecciones adelantadas en el horizonte”. El líder del partido más grande de la oposición de centroderecha, Plataforma Cívica, Donald Tusk, acusó al gobierno de corrupción, le pidió a Kaczynski que renunciara y dijo que el Parlamente debería disolverse.

Aun antes de las revelaciones, Kaczynski se enfrentaba a la difícil tarea de tratar de reunir una nueva coalición y muchos creen que tal propósito es ahora imposible. Las elecciones ya estaban previstas para el 26 de noviembre y es probable que Ley y Justicia pierda bancas. Nacionalistas, euroescépticos y famosos por sus campañas contra los derechos de los gay, los mellizos Kaczynski han hecho pocos amigos en las capitales europeas. Los hechos de ayer serán vistos como más evidencia de inestabilidad política en los nuevos países orientales de la Unión Europea, después de los disturbios de la semana pasada en Hungría.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

El enojo se vio en las calles.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.