EL PAíS › CAMPAÑA DE ECHARRI POR LOS NIETOS DESAPARECIDOS

De la ficción a la realidad

 Por Diego Schurman

La búsqueda de la identidad de familiares de desaparecidos atraviesa la historia de Montecristo, la novela más vista de la televisión argentina. Su protagonista, Pablo Echarri, bajo el nombre de Santiago Díaz Herrera, acompaña a dos mujeres en esa traumática tarea. Pero evidentemente el galán del momento no se conforma con la ficción: este martes visitó la Casa Rosada para manifestar al Gobierno su deseo de colaborar activamente en las campañas institucionales sobre derechos humanos.

Echarri llegó el martes alrededor de la una de la tarde y fue recibido por Alberto Fernández. En el despacho del jefe de Gabinete compartieron un almuerzo que se prolongó hasta las 16.30. La inquietud de uno de los actores más cotizados del momento fue sobre cómo involucrarse en temas de derechos humanos, evidentemente movilizado por la trama de la novela que, según sus propias palabras, siguen millones de televidentes.

Fernández le propuso canalizar esa potencial ayuda a través de las Abuelas de Plaza de Mayo. Y, según se informó en Gobierno, se comprometió a gestionar un encuentro con Estela de Carlotto, la titular del organismo, y a financiar una eventual campaña a través de la Secretaría de Medios.

Echarri y el jefe de Gabinete se conocieron en la presentación de La fuga, que produjeron Oscar Kramer y Hugo Sigman. Aquella película se vincula con los años de plomo: es un thriller político, dirigido por Adrián Caetano y en el que también actúa Rodrigo de la Serna, que se basa en la historia real de un grupo de jóvenes que lograron escapar del centro clandestino de detención conocido como Mansión Seré.

El galán también solicitó el encuentro con Fernández con el propósito de lograr un guiño oficial para reglamentar la Ley de Derechos de Intérpretes. Echarri no hizo otra cosa que levantar la bandera de los actores, quienes quedan fuera de los beneficios que se generan cuando se repone un film del que han sido protagonistas. También planteó quejas sobre aspectos del sistema tributario, que afecta particularmente a los actores por la discontinuidad de trabajo.

Fernández se comprometió entonces a impulsar un proyecto desde el Ejecutivo que contemple los reclamos del sector. Un antecedente inmediato del encuentro fue otro que, tiempo atrás, mantuvieron por el mismo tema el presidente Néstor Kirchner; el secretario de Medios, Enrique Albistur, y el propio Fernández con el presidente de la Asociación Argentina de Actores, Miguel Padilla, y los actores Hugo Arana, Norman Briski y Jean-Pierre Noher, entre otros.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.