EL PAíS

“El pasado no está derrotado ni vencido”, advirtió el Presidente

En un acto en la Casa Rosada, Kirchner habló de la desaparición de Julio López. Aseguró que el Estado brindará protección a los testigos. Lanzó críticas a algunos medios y periodistas.

“Independientemente de cómo termine este hecho, el pasado no está derrotado ni vencido.” El presidente Néstor Kirchner reconoció ayer que la desaparición del albañil Jorge Julio López, uno de los testigos del juicio contra Miguel Etchecolatz, implica un mensaje atemorizador hacia toda la sociedad. “Cada vez que tienen una oportunidad aprovechan para demostrar que están presentes. Estemos atentos, argentinos, no podemos dejar que se vuelva a repetir ese pasado. Los argentinos estamos angustiados. No es un tema menor, se busca amedrentar la búsqueda de la verdad”, dijo Kirchner.

“Si realmente el hecho es para amedrentar que sepan aquellos que los que estamos llevando adelante una política de justicia no tenemos derecho a tener miedo y vamos a ir a fondo con la búsqueda de la verdad”, dijo Kirchner. “Vemos con profundo dolor lo que está pasando”, agregó sobre la situación del albañil López. El hombre de 77 años está desaparecido desde el domingo 17 de septiembre. “Estamos ante un signo de interrogación”, aseguró el Presidente, quien se refirió por segunda vez en 24 horas con preocupación sobre el caso.

Kirchner recordó el papel que había jugado López, al convertirse en “uno de los testigos fundamentales en la condena a Etchecolatz”. En ese sentido, dijo que “vamos a brindar toda la estructura que tenga el Estado para brindar protección a los testigos y estamos bien dispuestos ante lo que dispongan los jueces”.

En esa misma aparición pública, el jefe de Estado desmintió que esté pensando en impulsar una reforma constitucional (Ver página 8).

Al respecto, Kirchner criticó las versiones que habían salido publicada en algunos medios. “Contra esto yo no puedo hacer nada, porque no tengo televisión. No tengo nada, apenas este atril y la voluntad de la gente que me acompaña tanto. Lo mismo decían que iba a adelantar las elecciones y las elecciones van a ser en octubre. Eso es para que la gente crea en su Presidente, yo me equivoco pero digo las cosas y las cumplo”, dijo.

En medio de sus comentarios, Kirchner sacó unas fotocopias que tenía preparadas. “Un reconocido periodista, Joaquín Morales Solá, dice que soy autoritario. No creo serlo. Soy un hombre que ha vivido y ha luchado por la democracia, he puesto todo por la democracia”, dijo.

La fotocopia reproducía un artículo publicado en Clarín del 4 de junio de 1978 y por Morales Solá –por entonces era columnista en ese matutino– con motivo de la inauguración del Mundial de Fútbol. Kirchner leyó desde el micrófono. “El acto inaugural del campeonato tuvo una singular importancia política”, comenzó. Avisó al público: “Escuchen bien”.

Siguió leyendo: “Los argentinos tuvieron la oportunidad de ver al presidente Videla en su primera experiencia multitudinaria e improvisó, cosa difícil para quien no hizo de la tribuna su profesión, improvisó un breve discurso y siguió la línea conciliadora y pacifista habitual del mandatario”. Cuando terminó de leer ese párrafo, Kirchner comentó desde el micrófono: “Treinta mil desaparecidos provocó la línea conciliadora y pacifista de este mandatario”.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente Kirchner aprovechó un acto en el Salón Sur para hablar del caso López.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.