EL PAIS › EL EX PRESIDENTE SUFRIO UN CUADRO DE HIPOGLUCEMIA

Menem pasó a una sala común

Carlos Menem fue trasladado ayer a una sala común del Instituto Modelo de Cardiología de Córdoba, luego de haber permanecido desde el martes en terapia intensiva, a causa de un episodio de hipoglucemia, según se informó. El ex presidente, quien fue visitado por su hija Zulemita, sería dado de alta en las próximas horas, de acuerdo con la estimación de los médicos que lo trataron.

Menem sufrió una descompensación mientras realizaba un discurso en La Calera, a 18 kilómetros de la capital cordobesa. Como si el episodio hubiese sido guionado, el ex mandatario aseguraba en ese preciso instante que viviría más de 100 años y ofrecía como ejemplo la anécdota del longevo faraón Ramsés.

Según dicen en su entorno, el senador pensaba lanzar allí su candidatura presidencial, pero el desmayo impidió confirmar si efectivamente diría algo al respecto. No sería de todos modos una exclusiva: hace décadas que Menem es un perenne aspirante presidencial.

Los informes del Instituto Modelo de Cardiología de Córdoba “descartaron un infarto o un accidente cerebrovascular”. Según el jefe de Terapia Intensiva del centro asistencial, José Conci, Menem se encontraba “bien, estable y pasó la noche tranquila”. En tanto, el ministro de Salud de Córdoba, Oscar González, aseguró que el riojano se encontraba “lúcido” y que en las próximas horas sería dado de alta.

González se acercó al instituto para transmitirle que el gobernador José Manuel de la Sota está a su disposición. También lo visitó Zulemita, quien evitó hacer declaraciones. Cuando los periodistas insistieron en sacarle algunas palabras, la hija de Menem señaló que Cecilia Bolocco, actual esposa del senador y madre de su hijo Máximo, posiblemente llegue al lugar procedente de Santiago de Chile.

El martes, al sufrir el desmayo, Menem recibió la visita de Germán Kammerath, quien fuera funcionario de su gobierno e intendente de Córdoba.

Lo mismo hizo Eduardo Menem, quien reconoció que su hermano no cumplió con los deberes. “Hizo cosas que no debía hacer, como volar después de hacerse un implante dental, no comió y fue directamente al acto que había en La Calera. Hacía mucho calor. En fin, confluyó una serie de elementos que le produjo la lipotimia.”

Aun así, Eduardo Menem se ocupó en levantar las acciones del ex mandatario frente a todos los que, a partir de los últimos episodios de salud, lo sacan de carrera. “Esta mañana ya estaba pensando en viajar”, pero “por supuesto, le dijeron que no, que tiene que quedarse en observación” y reflexionó que “él va a morir haciendo política”.

Siguiendo la línea argumental, señaló que Menem “siempre dice que nadie se muere en la víspera y que él piensa que va a morir cuando llegue el momento, no antes”. Al final, hubo tiempo para calificar de “impostor” a Néstor Kirchner, de quien recordó que era un “entusiasta” partidario de su hermano, pese a que ahora lo reniega.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.