EL PAIS › VARIOS RASTRILLAJES TUVIERON RESULTADOS NEGATIVOS

“Hoy no tenemos pistas firmes”

 Por Raúl Kollmann

Por primera vez, el fiscal Marcelo Martini, que está a cargo de la búsqueda de Jorge Julio López, hizo ayer un diagnóstico público: “No descartamos ninguna de las dos hipótesis. Hemos hecho hoy varios rastrillajes en Los Hornos que tienen que ver con la posibilidad de que López esté afectado por un extravío producto de un shock emocional”. Esto confirma lo publicado por Página/12 desde el domingo pasado y apunta a la posibilidad de que el testigo del caso Etchecolatz esté perdido. Obviamente, el fiscal no descartó que el hombre haya sido secuestrado como represalia por su declaración contra el represor.

En los rastrillajes realizados en la zona de Atalaya los perros olfatearon un colchón y unas ropas de hombre, que se llevaron a la familia para que las identificaran, pero el resultado fue negativo. Lo mismo ocurrió con otros rastrillajes en Los Hornos y en Magdalena, en los que se habían depositado muchas expectativas.

Martini es quien mejor conoce la causa judicial ya que es el instructor. Es quien recibió las declaraciones de los hijos de López, quienes hasta ayer sostenían la hipótesis que Martini reiteró: el albañil podría haber sufrido un extravío o un ataque de pánico.

En su análisis, el fiscal tampoco descartó la otra hipótesis, la desaparición forzada de López, como producto de una represalia por su testimonio en el juicio contra Etchecolatz, aunque no aportó ningún elemento que apunte en esa dirección.

La prueba de que la hipótesis que hasta ahora dominaba la investigación es la del extravío es que los rastrillajes se realizaron en zonas a las que López solía acudir. Por ejemplo, se lo buscó en una serie de quintas de Los Hornos, algunas de ellas propiedad de un familiar. También se rastrilló nuevamente en la zona de Atalaya, a la que López iba buscando obsesivamente elementos de centros clandestinos de detención. En ese lugar, los perros olfatearon un colchón y ropas, por los que se pensaba que López podría haber estado allí. Sin embargo, su familia no reconoció la vestimenta como perteneciente al albañil.

En el análisis de las llamadas telefónicas de los días anteriores a la desaparición del testigo, Martini y los hombres de Investigaciones del Ministerio de Seguridad Bonaerense percibieron comunicaciones con la quinta de un familiar de López. Por ello se rastreó la zona de Los Hornos. Anoche reinaba el desconcierto tanto en la fiscalía como entre los responsables policiales. López se fue de su casa el lunes 18 y no hay rastros de violencia en ese hecho, lo que no significa que no le haya pasado algo malo no bien salió de su hogar. Los días que pasaron abren enormes interrogantes. Martini lo resumió ante la agencia Télam: “Estamos haciendo todas las búsquedas posibles. Los rastrillajes son continuos, pero hasta ahora con resultado negativo. La familia no recibió ninguna llamada y lo cierto es que, hoy por hoy, no tenemos pistas firmes”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.