ECONOMIA › EL BANCO CENTRAL LLEGO A LA MISMA CANTIDAD DE RESERVAS QUE ANTES DE PAGAR

Nueve meses y el FMI es un mal recuerdo

Miceli y Redrado anunciaron que las reservas en divisas llegaron a un nuevo record. Se recuperaron los 9300 millones de dólares usados para cancelar la deuda con el Fondo. Reproches de Kirchner a la oposición.

 Por Claudio Zlotnik

A punto de cumplirse nueve meses del pago de la deuda al Fondo Monetario, el Gobierno anunció ayer que se recuperaron los 9300 millones de dólares que demandó esa operación y que las reservas del Banco Central alcanzaron un record histórico. En una conferencia de prensa ofrecida en la Casa Rosada, Felisa Miceli y Martín Redrado indicaron que las reservas alcanzaron a 28.125 millones de dólares. “Hemos cumplido una etapa”, coincidieron ambos funcionarios. Más tarde, Néstor Kirchner desautorizó a los economistas de la city y a dirigentes de la oposición que criticaron aquel pago. “Podemos decir con orgullo que tenemos las mismas reservas que en marzo y no pasó ninguno de los males que dijeron que iban a pasar”, aseguró por la noche.

Cuando se decidió el pago total de la deuda al FMI, la Argentina poseía reservas por 28.119 millones de dólares. Después del giro pasaron a 18.579 millones. Desde entonces, el Banco Central llevó adelante una estrategia para recuperar lo abonado. En diálogo con este diario, un alto funcionario del Gobierno admitió que el objetivo era lograrlo hacia fines de año. Pero las fuertes intervenciones del Central en el mercado anticiparon el cumplimiento de la meta.

Durante la rueda de prensa, Miceli y Redrado hicieron una enfática defensa de la política de acumulación de reservas. “Nos da una posibilidad de autoasegurarnos de la volatilidad de los mercados y autoprotegernos respecto de los shocks externos”, señaló la ministra. A su lado, el presidente del BC recordó que en el peor momento de la crisis, en enero de 2003, el Central contaba con apenas 8200 millones de dólares. Para Redrado, la recuperación de las reservas “significa una muestra de mayor solidez, de mayor solvencia y una muestra de la disminución del riesgo argentino”.

Antes de presentarse en la conferencia, Miceli y Redrado se reunieron con Kirchner. Los tres compartieron datos técnicos sobre la intervención del BC en el mercado, por ejemplo la absorción de los pesos emitidos para adquirir los dólares. El jefe de la autoridad monetaria enfatizó que, a pesar de la abultada compra de billetes verdes, la cantidad de dinero circulando en la economía muestra la menor tasa de crecimiento desde la salida de la crisis. Redrado aseguró que la expansión del circulante acompaña el crecimiento del PBI y que ese incremento es sustentable con la coyuntura económica. “Tenemos una prudencia estricta para que el proceso de acumulación de reservas no lleve a un excedente de liquidez que sea perjudicial para la economía”, insistió Redrado durante el encuentro con los periodistas.

Alejado de los tecnicismos, Kirchner aprovechó la novedad para criticar a quienes erraron en los pronósticos. Dio nombres. Roberto Iglesias, Ricardo López Murphy, Alberto Natale, Nito Artaza, Angel Rozas, Elisa Carrió, Jorge Sobisch y Federico Pinedo, rememoró el jefe de Estado, habían estimado que “no se recuperarán las reservas”. “Es bueno tener un buen archivo, porque esto es lo que hemos tenido que ir soportando durante esta gestión. Fíjense cómo analizan, un día dicen una cosa y otro día dicen otra”, criticó, haciendo alusión, además, a los gurúes de la city. También hizo nombres: Aldo Abram, Luis Secco, Claudio Loser y la consultora financiera Deloitte. “Aumentará la vulnerabilidad del sistema de créditos y depósitos, decían. Y, según el Banco Central, en julio, el sistema financiero obtuvo los mayores beneficios contables mensuales desde la crisis, con 490 millones de pesos”, ejemplificó Kirchner. “Hay que tener memoria –insistió–. A nueve meses de pagarle al Fondo podemos decir con orgullo que la Argentina ha recuperado las reservas.”

Durante su exposición, Redrado aseguró que, con la acumulación de reservas, la Argentina está en línea con lo realizado por otros países emergentes. “En éstos, las reservas crecieron 200 por ciento en los últimos cuatro años”, dijo. Una idea central de esa política radica en que, frente a la ausencia de un prestamista de última instancia (como era el FMI), el ahorro en moneda extranjera es sinónimo de fortaleza. El funcionario descartó, además, pagar con reservas la deuda con el Club de París. En el Gobierno están pensando en una reestructuración. “Las reservas de libre disponibilidad fueron creadas para pagarles a los organismos. Y el Club de París no lo es”, sentenció un alto funcionario del Gobierno a este diario. Esa fuente oficial brindó otras definiciones:

- Lo más probable es que a partir de ahora disminuyan las compras de divisas. “Estamos más distendidos”, aseguró el funcionario. De hecho, ayer el BC vendió 5 millones de dólares para evitar una suba en el segmento mayorista.

- De todos modos, no se descarta llegar a fin de año con 30.000 millones de reservas. Significarían compras diarias de 30 millones en promedio.

- Los 28.125 millones actuales son netos de los fondos recaudados con la emisión de bonos.

- El BC venderá Boden 2011 y Boden 2014 (tiene un stock de 2000 millones de pesos) para esterilizar.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.