EL PAIS › GOBERNADORES ENOJADOS CON COBOS

Concertación en crisis

 Por Sebastian Abrevaya

“¿De qué concertación podemos hablar ahora?”, preguntó un hombre muy cercano al gobernador de Río Negro, Miguel Saiz. La votación del vicepresidente Julio Cobos en contra del proyecto del Gobierno deterioró en dos frentes la delicada situación política de los radicales K. Por un lado, profundizó las diferencias internas entre los gobernadores y el espacio de legisladores e intendentes que lidera Cobos. Pero, además, dejó en la cuerda floja un vínculo con el Ejecutivo que venía desgastándose desde el momento en que la Concertación Plural ganó las elecciones. Después de días sin hablar, el vicepresidente llamó ayer a algunos gobernadores para arreglar un encuentro la semana próxima y redefinir qué pasa con el espacio. Aseguran que es muy pronto para predecir cómo seguirá, pero saben que ellos sólo pueden abocarse al frente interno. El resto se definirá en la Casa Rosada.

Dentro del radicalismo K, los intendentes bonaerenses y los diputados del bloque “De la Concertación”, que lidera Daniel Katz, defendieron la posición de Cobos y hasta aseguraron que “terminaron haciéndole un favor al Gobierno”. “Una ley sacada a la fuerza no iba a solucionar el conflicto, sino que lo iba a agravar”, sostuvo el subsecretario de Relaciones Institucionales de la Cancillería, Horacio “Pechi” Quiroga. Esa fue la esencia del discurso de Cobos previo a su votación.

Pero la hipótesis del Cobos salvador no es compartida por los gobernadores radicales Gerardo Zamora, de Santiago del Estero, y Saiz, de Río Negro. Y menos aún es aceptada por el kirchnerismo. La relación entre Cobos y los gobernadores se había congelado desde que el mendocino empezó a marcar públicamente diferencias con el oficialismo y se quebró cuando convocó, sin previo aviso, a una reunión con todos los mandatarios provinciales para “buscar consensos”.

Allegados a Saiz afirmaron que está molesto “por el incumplimiento del compromiso político” y utilizaron el argumento del jefe del bloque de senadores del PJ, Miguel Pichetto: “A nadie se le ocurre pensar que la vicepresidenta de Zapatero podría votar en contra del proyecto del gobierno español, más allá de lo acertado que pueda ser el proyecto”. Aunque el rionegrino no conversó todavía con sus interlocutores en el kirchnerismo confirmó su voluntad de seguir apoyando a la presidenta, Cristina Fernández, “más allá de lo que pase con Cobos”.

El mismo miércoles de la votación un grupo de dirigentes radicales K disconformes con la actitud de Cobos durante el conflicto agropecuario emitió un comunicado apuntando al vicepresidente: “La responsabilidad política de compartir un proyecto nacional, popular y progresista exige cerrar filas y apoyar la propuesta de quien tiene el deber y la facultad de gobernar”.

A diferencia de Cobos, Zamora y Saiz demostraron su lealtad cuando los diputados de sus provincias votaron (salvo uno de Santiago del Estero) a favor del proyecto oficial. Sin embargo, la tarea de disciplinar a sus hombres se les complicó en el Senado. “Hicimos un esfuerzo enorme por convencerlo a Pablo Verani”, relataron. Pero aseguraron que no es fácil de persuadir a quien fue dos veces gobernador de Río Negro. Cerca de los gobernadores cuentan que antes de votar en contra, el senador Emilio Rached “tuvo una discusión muy fuerte” con Zamora.

Más allá de sus diferencias, los radicales K coinciden en la necesidad de mantener la Concertación. Y a la hora de explicar el fracaso del oficialismo en el Senado también piensan parecido: la responsabilidad primera es del kirchnerismo por sus propios errores.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared