SOCIEDAD › DOCENTES DE TRES GREMIOS PORTEÑOS PARARON PARA RECLAMAR POR LAS POLITICAS EN EDUCACION

Un día de escuelas vacías

Los docentes cumplieron ayer el primer paro contra la gestión de Macri. Pidieron por los contratados que aún no cobraron y la conformación de una mesa de diálogo. Para los gremios, el acatamiento fue del 95% en escuelas públicas, pero para el gobierno no superó el 35%.

 Por Eduardo Videla

Los docentes porteños cumplieron ayer su primer paro en la era Macri. Fue convocada por la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), la Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior (Ademys) y la Sadop (privados), que le piden al ministro de Educación, Mariano Narodowski, la apertura de una mesa de diálogo. Para los gremios, en las escuelas públicas el acatamiento fue del 95 por ciento mientras que para el Ministerio de Educación no pasó del 35 por ciento. La protesta culminó con una movilización a la Jefatura de Gobierno, donde a los docentes se sumaron los trabajadores de la salud nucleados en ATE (ver nota aparte).

La mayoría de las escuelas públicas estuvieron prácticamente vacías ya que los padres no enviaron a sus hijos a clase. “Hablamos previamente con las comunidades educativas, que expresaron su apoyo porque el nuestro no es sólo un reclamo sectorial sino en defensa de la escuela pública”, dijo a Página/12 el titular de UTE, Francisco Nenna.

Los maestros porteños están reclamando una recomposición salarial “para alcanzar el valor de la canasta básica que, según dijo estos días (el jefe de Gobierno) Mauricio Macri, es de 1400 pesos”, explicó el gremialista. El salario inicial de bolsillo de los docentes porteños es de 1290 pesos, después del aumento del 24 por ciento que recibieron a comienzos del ciclo lectivo.

Pero el reclamo va más allá: los problemas edilicios en un centenar de escuelas, las jornadas de reflexión docente, “que fueron prohibidas por el ministerio, donde se podría debatir cómo afrontar los casos conflictivos que se están presentando en algunos colegios”; el atraso en los pagos a los docentes contratados (la mayoría no ha cobrado desde el inicio del ciclo lectivo), y la “precarización” de unos 700 docentes que pasaron de planta transitoria a tener contratos de locación de servicios, por lo cual perdieron la estabilidad de la que gozaban y no cobran por recibo de sueldo sino mediante facturación. “Esa falta de estabilidad pone en riesgo la continuidad de los programas sociales donde trabajan estos maestros, como Zona de Acción Prioritaria (ZAP) o Maestro por maestro, que trabajan con los sectores más vulnerables.

“Hay un corrimiento de la responsabilidad del Estado en materia de políticas públicas”, evaluó Nenna, en referencia al recorte de los subsidios a las cooperadoras escolares y el retraso en el pago de las becas para estudiantes secundarios, “que habitualmente se hace en mayo”. Los subsidios de mantenimiento edilicio fueron devueltos a las escuelas, por decisión de la Legislatura, la semana pasada.

Un vocero del Ministerio de Educación admitió un retraso en el pago de las becas, pero anunció que comenzarán a pagarse el lunes. Con respecto al incremento salarial, afirmó que se esperará el resultado de la paritaria convocada por el Ministerio de Educación nacional. Y defendió la política de contratos por locación de servicios al afirmar que “en algunos programas se duplicó la cantidad de docentes”.

Sin embargo, en el ministerio no hubo respuestas, por ahora, a la solicitud de los gremios de conformar una mesa de diálogo.

El ministro Narodowski, junto a su par de Hacienda, Grindetti, había recibido el martes a un grupo de seis gremios docentes que mantienen una posición menos crítica hacia la gestión y que no adhirieron al paro de ayer. En ese encuentro, los funcionarios dieron algunas respuestas a los reclamos que llevaban los representantes gremiales: que la desregulación de la obra social, reclamada por todos los sindicatos, se concretaría para fin de año; y que se llamaría a un concurso para nombrar a 150 profesionales para el reconocimiento de licencias médicas de docentes en el Hospital Rawson.

La fuente del ministerio dijo que el acatamiento al paro fue, en promedio, del 18 por ciento, con un 35 por ciento en el sector público y un 0 por ciento en los colegios privados, mientras los gremios aseguran que contó con una adhesión del 95 y el 65 por ciento, respectivamente. Las autoridades ratificaron que se les descontará el día y el presentismo a quienes se plegaron al paro.

Compartir: 

Twitter
 

El paro culminó con una marcha frente a la Jefatura de Gobierno
Imagen: Carolina Camps
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared