EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER SE REUNIO CON EL EGIPCIO MUBARAK Y ANUNCIO QUE LOS TESOROS DE TUTANKAMON SE EXHIBIRAN EN BUENOS AIRES

Con un pasajero más en el avión de vuelta

En un extenso encuentro, la Presidenta acordó con Mubarak fortalecer el vínculo bilateral. Cristina Kirchner se entusiasmó con la posibilidad de mostrar los tesoros arqueológicos en el país. Por la noche llegó a Libia, último punto de su gira por Africa del Norte.

 Por Daniel Miguez

Desde El Cairo

La situación en Medio Oriente y en Latinoamérica, la esperanza compartida de que se abra una nueva etapa con la asunción de Barack Obama en los Estados Unidos y el interés de Egipto en un tratado de comercio con el Mercosur fueron los temas que atravesaron la extensa charla de una hora y media entre la presidenta Cristina Kirchner y el presidente egipcio, Hosni Mubarak. Pero además la Presidenta se trajo la promesa de que los tesoros del faraón Tutankamón, que tanto la impresionaron cuando el miércoles visitó el Museo Egipcio, serán llevados para una exhibición en Buenos Aires, lo que significaría un hecho cultural inédito para la Argentina.

Egipto era un destino especialmente buscado cuando la Cancillería preparaba la gira africana, ya que es el país más importante del mundo árabe y su influencia política es muy fuerte. Por eso, fortalecer el vínculo con el presidente Mubarak estaba entre los principales objetivos.

El otro atractivo era sin duda la oportunidad de aumentar el intercambio comercial, que ya es significativo. La Argentina exporta hoy a este país por casi mil millones de dólares anuales. Además, para la Argentina, Egipto es potencialmente un proveedor de gas, ya que es el sexto productor mundial.

La Presidenta arribó puntualmente al palacio presidencial de Heliópolis, bajo estrictas medidas de seguridad. Fue recibida por una guardia de honor de 150 soldados a los que pasó revista luego de que se cantaran los himnos de la Argentina y Egipto.

Extrañamente, la Presidenta pasó revista sola y no acompañada del presidente anfitrión, como suele ocurrir en Occidente. Corresponsales extranjeros en El Cairo le comentaron a PáginaI12 la suposición de que se debía a una cuestión de género en una cultura con fuerte preeminencia machista. Aseguraban que a los presidentes varones, Mubarak los acompaña a pasar revista. De todas maneras, no hubo forma de dilucidar este detalle, ni en fuentes argentinas y, muchos menos, en los inexpugnables agentes de prensa del gobierno local.

En un salón de piso de mármol y con un gran mural con el mapa de Egipto cruzado por el mítico río Nilo, ambos presidentes posaron para la foto y luego quedaron a solas. Fueron 90 minutos y para la gente del mundo de la diplomacia fue un gesto inusual en Mubarak.

El egipcio contó que venía de gira por algunos países con serios conflicto, como Sudán. Y también le expresó su preocupación por Irak, pero el tema que llevó más tiempo y más desarrollo por parte de Mubarak fue el conflicto entre Israel y Palestina y las luchas internas en este último país. Egipto –le señaló el presidente a CFK– trata de conciliar posiciones en Palestina entre Hamas y Al Fatah. La Presidenta le señaló que ella considera que hasta que no se reconozca al Estado palestino no habrá paz en la región. En el medio de la charla se cruzó el triunfo de Obama en Estados Unidos. La Presidenta le contó que el martes el presidente electo la había llamado por teléfono y que confiaba en él como actor de cambio en el mundo. Mubarak compartió su optimismo.

Hacia el final de la charla abordaron la cuestión comercial entre ambos países. Cristina Kirchner le comentó que era una gran oportunidad histórica para hacer crecer el intercambio comercial que ya viene en alza, lo que facilita el hecho de que cada país tiene lo que el otro necesita. La Argentina puede vender más alimentos y tecnología; y Egipto, gas. Hablando de cuestiones comerciales, Mubarak le dijo a Cristina que Egipto tenía mucho interés en que se avance en la implementación del tratado de libre comercio con el Mercosur, ya que el acuerdo marco firmado en 2004 quedó sólo en el papel.

Luego de la reunión a solas de los presidentes se sirvió el almuerzo de honor en el que participaron los ministros de Mubarak y los que acompañan a CFK: el canciller Jorge Taiana, el ministro de Planificación, Julio De Vido; el ministro de Ciencia, Lino Barañao, y el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, entre otros. También fueron invitados algunos empresarios argentinos, como el vicepresidente de la UIA, José Ignacio De Mendiguren; el presidente de Edenor, Alejandro Mac Farlane; el director del Banco Galicia, Luis Ribaya, y el presidente del Grupo Plaza, Claudio Cirigliano. Los empresarios llegaron a El Cairo para participar de un encuentro que cerró la Presidenta.

Después del almuerzo, la Presidenta aprovechó la presencia de la esposa del presidente egipcio, Suzanne Mubarak, y anticipó el encuentro que iban a mantener a últimas horas de la tarde. La charla de una media hora giró en torno de cuestiones de género y el rol de la mujer en la vida social y política de los países. Suzanne Mubarak es presidenta del Consejo Nacional de la Mujer y de la organización Mujeres por la Paz.

Luego recibió en su lugar de alojamiento, el Palacio Koppa, al secretario general de la Liga de los Estados Arabes, Amr Moussa, ex canciller de Mubarak durante una década y, por tanto, un peso pesado de la política de Medio Oriente. La agenda con Moussa no se diferenció mucho de los temas hablados con Mubarak, aunque su posición –según los analistas– es menos moderada que la del presidente con respecto a Israel.

Moussa volvió a estar con la Presidenta en el cierre del seminario sobre inversiones y oportunidades de negocios entre empresarios argentinos y egipcios (ver aparte). Ella compartió la mesa con él y con el ministro de Cultura egipcio, Faruk Hosni. Entre bocado y bocado, Hosni terminó prometiendo llevar la muestra de Tutankamón a Buenos Aires. Cuando fue el turno de su discurso, la Presidenta hizo el anuncio y lo comprometió públicamente. “Espero que haga honor a su palabra”, le dijo.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner y Hosni Mubarak mantuvieron una extensa reunión en El Cairo.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.