EL PAíS › SE DESATO LA INTERNA MACRISTA POR LA JEFATURA DE GOBIERNO DE LA CIUDAD

Los siete candidatos capitales

Con poca fe en la carrera presidencial de Mauricio Macri, cinco dirigentes del PRO se sumaron a la pelea por la sucesión con la idea de asegurarse un lugar en 2015. Ya estaban anotados Gabriela Michetti y Horacio Rodríguez Larreta.

 Por Werner Pertot

A comienzos de 2014, ya hay siete candidatos del PRO a suceder a Mauricio Macri en la Jefatura de Gobierno, aunque no todos con las mismas chances. En la interna porteña se menciona a Gabriela Michetti, Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli, Cristian Ritondo, Rogelio Frigerio, Esteban Bullrich y Hernán Lombardi. Y la lista está lejos de cerrarse en forma definitiva, mientras corren operaciones cruzadas de alianzas o rupturas entre los distintos jugadores que vieron la oportunidad, dado que Macri ya no puede ser reelegido. Pero la proliferación de candidatos tiene otra explicación. “Yo creo que hay muchos que no tienen expectativa de ganar la nacional”, reconoce en reserva una de las principales figuras del PRO.

Macri hace lo posible por mantener contenida la interna que –todos saben– se desatará hacia fines de este año. Al principio, eran tres los candidatos a suceder a Macri: Michetti, Larreta y María Eugenia Vidal. Con el pase de la vicejefa a construir una candidatura en provincia, el camino quedó despejado para la eterna interna entre el jefe de Gabinete y la ex vicejefa porteña. Pero a ellos dos se sumó un contingente de macristas en busca de ocupar el lugar que dejará vacante Macri.

A todo esto, Michetti le dice a todo el que quiera escucharla –y también lo dijo públicamente– que todavía no tiene decidido ser candidata a jefa de Gobierno. De todas formas, su decisión de no competir en la provincia revela que va derecho a la interna porteña de 2015. Con el resultado de las elecciones, pareció imponerse como la sucesora de Macri. Pero Larreta está trabajando sostenidamente para que se revierta esa tendencia. “Horacio le está prometiendo a todos el oro y el moro para tratar de esmerilar a Michetti y que lo acompañen a él”, comentan en el PRO.

Michetti, de momento, no tiene pensado adelantar los tiempos electorales que –como bien sabe– pueden desgastarla. Con el resultado electoral de 2013 fresco, piensa dedicarse a levantar el perfil como senadora y a hacer crecer la Fundación Suma, que usa como base para sus equipos. Su idea es emprender acciones en barrios carecientes, acompañar a los candidatos del PRO por el país y escapar lo más posible de una definición.

En tanto, Larreta trabaja en una nueva estrategia para quitar a Michetti de su camino a la Jefatura de Gobierno: convencer a Macri de que tiene que ser la candidata a vicepresidenta de Mauricio Macri. Ella lo sabe, pero no está claro cómo hará para decirle que no al jefe de Gobierno por segunda vez. “Son cuestiones lejanas”, dijo Miche-tti en un reportaje con La Nación para huir de ese fantasma.

En el michettismo estiman que, sobre el final, los candidatos a jefe de Gobierno serán muchos menos. Y que muchos “hacen correr sus nombres para aprovechar a crecer en conocimiento”, o bien para negociar ser el candidato a vicepresidente de alguno de los demás. Cerca de Michetti, estiman que esa es la estrategia de Ritondo.

En los mentideros macristas, circuló la versión de que Santilli está cerrando una alianza con Rodríguez Larreta, algo que niegan en el entorno del Colorado. “Eso lo está haciendo correr Horacio para reprocharle a Ritondo que se autonomizó. Ritondo se encargó últimamente de decir que la que tiene los votos es Michetti y no hay con qué darle, por lo que va a tratar de ser su vicejefe. Entonces, Horacio debe haber salido a comentar esto como diciendo: ‘Vos me traicionás y yo arreglo con Santilli’.” Lo cierto es que nada está cerrado y todas las posiciones son muy volátiles.

Santilli también piensa en ser candidato a jefe de Gobierno y no el vice de otro. Por ahora, mantuvo un perfil más bajo en los medios con este tema, aunque sí se lo comentó a Macri. En su entorno, descartan un acuerdo con Larreta para acompañarlo. “El pánico de Larreta es que Michetti y Santilli cierren un acuerdo y lo liquiden. Por eso sale a decir que ya cerró con Santilli”, interpretan en el PRO.

Ritondo buscó instalar con fuerza su candidatura en diversos reportajes. Advirtió que, si no lo dejan competir, lo estarían expulsando. Y para reforzar el mensaje, ayer jugó un partido de fútbol con Sergio Massa. El vicepresidente primero de la Legislatura aclaró que era “una cosa de amigos”. “Un partido de fútbol no tiene nada que ver con la política. Es lo mismo que encontrarse a tomar mate”, graficó.

A la lista de postulantes también se sumaron el presidente del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio, el ministro de Educación, Esteban Bullrich, y el de Cultura, Hernán Lombardi. Cada uno está ensayando una estrategia diferente. Frigerio, por ejemplo, va a buscar levantar el perfil y aprovechar la Fundación del Banco Ciudad para avanzar con acciones que le den visibilidad durante este año.

“Muchos ven que Macri no llega en 2015 y quieren asegurarse un cargo, aunque sea acordando con el que gane la interna”, interpretan en el macrismo. En las primeras filas de PRO, sospechan que la aparición de muchos candidatos tiene que ver con Larreta. “Su nueva estrategia es ‘que florezcan mil flores’”, dice uno de los referentes del PRO, quien señala que por eso echaron a correr los nombres de Bullrich y Lombardi. “Hay muchos que quieren ser. El problema es que tienen que medir para competir”, advierte. El tablero está puesto. Sólo falta colocar las fichas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.