EL PAíS › GUSTAVO LóPEZ, PRECANDIDATO A JEFE DE GOBIERNO DEL FPV

“Represento la transversalidad”

Sostiene que el kirchnerismo es la única fuerza progresista en la Ciudad. Plantea darle impulso al acceso a la vivienda.

 Por Julián Bruschtein

“Represento al espacio de la transversalidad que convocó Néstor Kirchner en el 2003”, destacó en diálogo con Página/12 el precandidato a jefe de Gobierno por el Frente para la Victoria (FpV), Gustavo López. De raíz radical, el funcionario aseguró que el FpV “es el único espacio progresista porque tenemos diversidad en la procedencia, unidad en la concepción ideológico-política y un mismo liderazgo, que es el de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner”. López adelantó que una de las primeras medidas a implementar si llega a la Jefatura de Gobierno apuntará a “facilitar el acceso a la vivienda para los sectores bajos y los sectores medios de la población de la Ciudad”.

–El FpV contiene muchos espacios políticos de distintos sectores. ¿Cómo se conjugan para convivir internamente?

–El kirchnerismo es una paleta de colores en la que ningún sector queda afuera. Y lo mejor de esto es que somos todos amigos, que a diferencia de Unen en 2013 nosotros compartimos un mismo liderazgo, que es el de Cristina, y un mismo proyecto de país. Yo siento que represento a ese sector que incluye al peronismo, pero en el que la centralidad del peronismo hoy está pasando por otro lado. Represento esa transversalidad que Néstor Kirchner convocó en el 2003. Basta mirar las fuerzas políticas que me acompañan, como Forja, en la que la mayoría es de origen radical alfonsinista, el SI de Carlos Raimundi, una fuerza de centroizquierda y Miles de Luis D’Elía, pero además me acompañan seis unidades básicas del peronismo. Los que hicimos el acto en el Luna Park de “Patria o Buitres”, siento que los estoy representando y somos una porción del kirchnerismo. Los restantes precandidatos van completando esas porciones del kirchnerismo.

–Los espacios de centroizquierda se fueron diluyendo en la Ciudad. ¿Cree que ECO podría ocupar ahora esa franja?

–El único espacio progresista es el nuestro porque nadie puede representar al centroizquierda en la Ciudad cuando en el Congreso votás en contra de todas las leyes de progreso social, cuando tenés una mirada en contra de América latina, cuando votaste en contra de la reestatización de las AFJP, de YPF o Aerolíneas Argentinas. O cuando atacás constantemente al gobierno nacional y decís que en Venezuela hubieras votado a (el opositor al chavismo Henrique) Capriles, es difícil pensar que sos progresista. Si hubiesen ganado sus propuestas estaríamos todavía en la década del ’90 porque no se hubiera podido aprobar la nueva Agencia de Inteligencia y seguiríamos con la ley vieja, y lo mismo en el caso de la ley de medios: estaría vigente la ley de la dictadura. ¿Quién se puede decir progresista si en el Congreso hizo lo posible para que continuara la ley de la dictadura? Por eso digo que nosotros somos los que representamos ese pensamiento de una ciudad más justa, más integrada, más inclusiva. Tenemos tres grandes riquezas. Una, el perfil filosófico-ideológico, es la única fuerza progresista de la Ciudad o nacional y popular, las demás son todas conservadoras o neoliberales conservadoras. La segunda es la riqueza de la diversidad. Y la tercera, la militancia. Las PASO terminan siendo estratégicas en ese sentido: la de ofrecer diversidad de orígenes.

–¿Cuál es la medida que impulsaría en la Jefatura de Gobierno que le daría un sello característico a su gestión?

–Tengo tres en carpeta, pero la primera es el acceso a la vivienda. Facilitar el acceso a la vivienda a los sectores medios y a los sectores bajos. Pero para eso planteamos que hay que construir la Ciudad sobre otros valores: el Estado sobre el mercado, la solidaridad frente al individualismo y los derechos frente a los negocios privados. Hay un déficit habitacional de 300 mil viviendas en la Ciudad, pero sin embargo tenemos dinero y terreno para construir siete mil viviendas por año para los sectores medios en terrenos propios, al costo y a veinte años, además del compromiso de urbanizar las villas y convertirlas en barrios obreros. Estamos hablando de cerca de 80 mil viviendas en cuatro años de gestión, de las cuales 50 mil serían para los sectores de menores recursos y treinta para los sectores medios que hoy no pueden acceder a la vivienda porque no pueden acceder al crédito, salvo por el Pro.Cre.Ar.

–El 26 de abril serán las primeras PASO a nivel local en la Ciudad de Buenos Aires. ¿Cree que la experiencia será positiva?

–En términos del FpV, era lo que muchos sectores veníamos reclamando como cuestión estratégica. Las PASO permiten ampliar la diversidad y esto permite ampliar la sustentación, es decir la cantidad de votos. En el FpV, el kirchnerismo es homogéneo en su concepción ideológico-política y heterogéneo en cuanto a la procedencia. Unos vienen del peronismo, otros del radicalismo, otros del socialismo, de los movimientos sociales, independientes. En ese sentido las PASO permiten mostrar todas las opciones de candidaturas que pudieran expresar la diversidad del kirchnerismo, que es donde reside su riqueza. Para el FpV voy a recordar una frase de Ricardo Balbín que se le atribuye a Juan Domingo Perón. En 1972, en el gran abrazo de los dos dirigentes Balbín dice: “El que gana gobierna y el que pierde acompaña”. Es así de sencillo.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Guadalupe Lombardo
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.