ECONOMíA › OPINIóN

A siete años de la 125

 Por David Cufré

A siete años de que el gobierno nacional dictara la Resolución 125, el presidente de la Federación Agraria, Omar Príncipe, renovó su reclamo de los últimos días para que el Estado implemente un esquema de retenciones segmentadas que excluya a los pequeños productores de esa carga. “Hay que diferenciar entre los grandes pools de siembra y los chacareros”, planteó el dirigente rural a distintos medios. Detalló las dificultades que atraviesan estos últimos a causa del aumento de costos para la producción, al mismo tiempo que se dio una caída abrupta del precio internacional de la soja. Y volvió a reivindicar el Grito de Alcorta de 1912, cuando un grupo de campesinos se alzó en esa ciudad santafesina contra los grandes estancieros para exigir, entre otras cosas, por el valor de los arrendamientos.

La carga simbólica de las fechas le da al giro de la Federación Agraria una significación especial. El hecho de haber sido la fuerza de choque de la Sociedad Rural cuando el Gobierno pulseó con uno de los sectores más poderosos del establishment económico es un error que recién ahora un sector de aquella entidad empieza a reconocer. Dos de sus referentes durante el conflicto por la 125 siguen sin dar el brazo a torcer, aunque perdieron el control de la FAA. Eduardo Buzzi y Alfredo De Angeli son hoy precandidatos a gobernador de Santa Fe por el massismo y de Entre Ríos por el PRO.

Si la Federación Agraria hubiera acompañado la media sanción de la Cámara de Diputados de la reformada Resolución 125, que contemplaba la segmentación de retenciones, Príncipe no estaría pidiendo ahora lo que su entidad rechazó hace siete años. El Estado, además, habría acumulado en ese período recursos importantes aportados en una inmensa mayoría por los grandes productores que facilitarían la ayuda a los más chicos en este momento. La nueva conducción de la entidad, por otra parte, está lejos de pedir que los fondos que resigne el Estado bajando los derechos de exportación a sus representados sean compensados por mayores aportes de sus antiguos socios de la Mesa de Enlace, en otro año de cosecha record.

Pedro Peretti, ex director de Federación Agraria, reconoció el domingo en este diario que “la organización gremial que nació para defender a pequeños y medianos productores terminó transformada en un partido político de orientación agraria cuyo objetivo central era desgastar y sacar a este gobierno”. La proximidad de las elecciones presidenciales puede haber influido en un sector de la dirigencia del campo para ensayar algo parecido a una autocrítica. La corriente que encabezan Buzzi y De Angeli sigue apostando a la alianza con la Sociedad Rural y los partidos que expresan sus intereses como camino para lograr sus reivindicaciones. ¿Cuánto habrá que esperar si las fuerzas de centroderecha y derecha se imponen en octubre para escuchar otra ronda de arrepentimientos?

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.