EL PAIS › LAVAGNA SE LANZO EN JUJUY CON CEREMONIA TRADICIONAL

Una campaña con la Pachamama

El ex ministro de Economía se transformó en candidato presidencial con una ofrenda de maíz, tabaco, hojas de coca y sahumerios en la fortaleza precolombina de Tilcara, acompañado por Gerardo Morales. Criticó duramente al Gobierno y prometió una “cruzada contra la pobreza”.

 Por Eduardo Tagliaferro

“Madre tierra, que el maíz que estoy virtiendo sea el anuncio de que ningún argentino pase hambre”, fue el ruego de Roberto Lavagna antes de inclinarse con sus dos manos para depositar su ofrenda a la Pachamama. Guiados por una de las hermanas Cari, una conocida chayera de la zona, Lavagna y el jujeño Gerardo Morales cumplieron con el ancestral rito de ofrendarle a la Madre Tierra alcohol, cigarrillos, sahumerios y hojas de coca para pedirle su protección y hacerle promesas. Al pie del Pucará de Tilcara, una fortaleza desde la que las tribus preincaicas dominaban la región, Lavagna presentó en sociedad la fórmula de la Concertación para Una Nación Avanzada. Criticó con dureza a Néstor Kirchner por desviar el eje económico y por minimizar el peso de la inflación, que definió como “una máquina de generar pobres”. También convocó a una definitiva cruzada contra la pobreza.

El silencio de los Cerros Colorados, el implacable sol que suele dominar la Quebrada de Humahuaca, y los pobladores de Tilcara, descendientes de una civilización con más de 10 mil años de historia en la región, fueron los testigos del lanzamiento de la fórmula Lavagna-Morales. Los políticos que ocupaban las segundas líneas del acto y también los dos principales actores de la movida realizaban un constante contrapunto con la presentación de la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner en el Teatro Argentino de La Plata. Lejos de ese escenario tan glamoroso, en el lavagnismo destacaban la presencia de miles de vecinos de Tilcara y otras localidades jujeñas. Uno de los presentes resumió las diferencias diciendo: “Esto es humano”.

Debajo del palco por el que pasaron varios artistas locales, Angel Martínez, un legendario poblador, se guarecía del sol en un carruaje que no ocultaba su tiempo de uso. Serrano, su caballo mestizo, no sólo daba cuenta de esos años pasados, sino también de los 11 mil kilómetros que recorrió con su dueño en un viaje de ida y de vuelta a Ushuaia. “Soy radical desde los 7 años”, cuenta Martínez. A esa edad, su padre, de filiación conservadora, lo había invitado a definirse entre los conservadores, los demócratas y los radicales. Eligió a los boina blanca, aunque nunca llevó una de ellas sobre su cabeza.

“Pachamama, madre tierra, te voy a pedir que estos candidatos cumplan con sus promesas. Una promesa a la tierra es sagrada”, dijo la chayera que presidió la ceremonia en la que la tierra fumó cigarrillos armados y bebió dos cartones de vino Toro. “Les va a ir bien, las hojas de coca están dando verdor”, dijo antes de que los candidatos comenzaran con sus discursos.

“Este es un acto sencillo. Sube el que quiere al escenario, el que quiere lo sigue debajo del palco, no hay 200 custodios que le dicen a la gente lo que tiene que hacer”, arrancó Morales. La mención tenía remitente con nombre y apellido: el kirchnerismo. Morales destacó que se había elegido Tilcara como lugar para presentar la fórmula electoral no sólo “porque es un Patrimonio de la Humanidad sino porque es un ejemplo de la integración cultural en la diversidad”. Precisamente ése fue uno de los puntos que utilizó para diferenciarse de la propuesta electoral del kirchnerismo. Luego de mencionar que no sólo se enfrentaban dos concertaciones, un peronista, como Lavagna, contra otra peronista, como Fernández de Kirchner, un radical K como el mendocino Julio Cobos, contra precisamente el presidente de la UCR, Morales subrayó que “hay dos proyectos totalmente diferentes”. Destacó el respeto a la diversidad, la apuesta a la inclusión social y el apego a la institucionalidad como uno de los puntos fuertes de la Coalición UNA. “El Frente para la Victoria presenta su Coalición como la reunión de los exitosos. Acá tienen lugar los exitosos y también los que fracasan todos los días cuando no consiguen trabajo”, destacó. Sin buscarlo, parafraseó a la republicana española Dolores Ibárruri, La Pasionaria, cuando destacó: “Prefiero mil veces luchar de pie y no vivir arrodillado”. Aplaudido por los radicales, Ernesto Sanz, Alejandro Nievas y Miguel Giubergia, por los peronistas Eduardo Camaño, Jorge Sarghini, Marina Cassese, por el porteño Alejandro Rodríguez, el senador jujeño terminó diciendo: “A luchar, a no bajar los brazos”.

“Acá hay pueblo. Estamos acá porque en el noroeste argentino nació la patria”, arrancó Lavagna. El ex ministro de Economía repasó la crisis del 2001 y su rol en esos días. “Pusimos en marcha la economía”, subrayó. Luego de criticar al Gobierno por perder la oportunidad de lograr un crecimiento sostenible, sin inflación y con mejor distribución de la riqueza, Lavagna emprendió contra la Concertación Plural que impulsa el kirchnerismo. “La de ellos es una Concertación de los obedientes, de los que van a pedir plata. La nuestra es una Concertación de los que no bajan la cabeza, es una Concertación de ideas”, dijo.

Con el ahogo que suele dominar la voz de quienes están a 2400 metros de altura, Lavagna aseguró que el trabajo, la educación y la seguridad son los tres puntos centrales de su propuesta política. Más allá de esos tres puntos, terminó convocando a una cruzada contra la pobreza. Al igual que Morales convocó a la lucha. “Vale la pena luchar. El futuro está ahí”, finalizó. La cita también parangonaba a otro luchador. Alguien que tal vez esté lejos del pensamiento de Lavagna, aquel médico argentino que, venciendo su asma, es hoy un icono de los cubanos y que había dicho: “El presente es de lucha, el futuro es nuestro”. Tan sólo coincidencias. Lavagna y Morales recibieron una bandera tejida por miembros de la comunidad guaraní del ramal. Una bandera que el lunes entregarán a pueblos originarios que viven en Ushuaia, muy cerca del Faro del Fin del Mundo, aquel que popularizó Julio Verne.

Compartir: 

Twitter
 

Lavagna y Morales con una de las hermanas Cari, chayera de fama, y otros locales.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.