EL PAíS

Casas, carritos y Ferrari

Antes del escándalo de la valija, Guido Alejandro Antonini Wilson, Franklin Durán y Carlos Kauffmann compartieron amistad, sociedades comerciales en distintos rubros (petróleo, armas, aviación) y el gusto por las carreras de autos. También una casa, o al menos se fueron alternando en habitarla. El último fue Durán. La mansión blanca con grandes ventanales, valuada en casi 4 millones de dólares, esta en el 655 de North Mashta Drive, en Key Bescayne. Tiene cinco dormitories, pileta y muelle propio. El viernes allí estaba estacionada la famosa Ferrari de Antonini, tapada con un enorme nylon. Pagina/12 tocó el timbre y una empleada doméstica, vestida con un uniforme verde agua, dijo en piloto automático: “No estoy autorizada a dar información, hasta luego”. A unas cuadras, en la misma lujosa isla poblada de vegetación exuberante y yates aquí y allá, se encuentra el condominio Ocean Club, donde tiene su casa Antonini. Es un inmenso predio, con edificios de distintas alturas pintados de rosa y amarillo, laguna artificial, canchas de tenis y playa propia. El departamento de Antonini balconea sobre el Crandon Boulevard. No se advierte movimiento desde afuera, solo un carrito de golf estacionado en la puerta.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Casas, carritos y Ferrari
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.