13:35 › CAMBIOS EN EDUCACION

Sileoni: "Se trata de otro modo de evaluar"

El ministro de Educación nacional advirtió que el Nuevo Régimen Académico Primario que se aplicará en escuelas de la provincia de Buenos Aires no elimina los aplazos ni baja los niveles de exigencia y subrayó que "el espíritu de la norma" es "trabajar con cada chico para que aprenda".

La Dirección General de Cultura y Educación bonaerense aprobó la resolución 1057 por la que los alumnos de las escuelas primarias públicas y privadas podrán pasar de grado a pesar de tener algún área curricular desaprobada. Este nuevo sistema de calificaciones, que se pondrá en marcha el año próximo, deroga la resolución anterior sobre evaluación, calificación, acreditación, promoción y certificación del nivel primario.

De esta manera, desde el año próximo, la escala de calificaciones que irán del 4 al 10 "en la búsqueda de un sistema proactivo que reemplace los premios y castigos por los derechos y las responsabilidades". La resolución propone que los seis niveles del primario se dividan en dos bloques de tres años cada uno, en los que los docentes puedan interactuar para lograr que los alumnos se apropien de los conocimientos en los que fallaron sin tener que repetir de grado.

En este sentido, establece las calificaciones de "Regular", "Bueno" y "Muy bueno" para primer, segundo y tercer grado. El regular es desaprobado. En tanto para el segundo bloque -cuarto, quinto y sexto grado- el régimen de calificación irá de 4 a 10, donde 4, 5 y 6 equivale a desaprobado.

Consultado al respecto, Alberto Sileoni recordó que "en buena parte del mundo no hay repitencia" y explicó: "No hay por qué pensar que la única forma de evaluar y de hacer un sistema educativo era el de hace 50 años, sino que pueda haber otros modos que también tengan por objetivo el aprendizaje, el esfuerzo y el señalamiento de este esfuerzo".

Durante una entrevista con radio La Red, el funcionario indicó que la iniciativa solo se trata de "de otro modo de evaluar", que no es igual a "que no haya exigencia". "No es que no haya más aplazos, el espíritu de la norma no es que los pibes bajen los brazos y que dé todo lo mismo", manifestó.

"Si la norma es para no exigir, no estamos de acuerdo -remarcó-; pero el espíritu de la norma no es éste sino ver cómo trabajamos con cada chico para que aprenda, para darle oportunidades de aprendizaje con esfuerzo. Y con eso sí estamos de acuerdo."

Por otro lado hizo hincapié en la importancia de que el niño permanezca en la escuela, como una manera de prevenir conductas problemáticas afuera del establecimiento. "Tenemos que pensar que se ha complejizado la sociedad. En otra época el que no llegaba, se iba, pero tenía un destino afuera de la escuela. Hoy, ¿a dónde van? ¿A la esquina? Y entonces ahí tenemos otro problema: lo tenemos que tener en la escuela, pero no de cualquier manera. La escuela es un lugar para aprender, para aprender modales, respeto y el respeto al otro; pero en esa escuela tiene que haber oportunidades".

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.