21:24 › "CUENTA CON EL AVAL DE TODOS"

Un hombre de la CGT manejará la caja de las obras sociales

El Gobierno nacional nombró al frente de la Superintendencia de Salud a Luis Alberto Scervino, quien se desempeñaba como director médico de la Obra Social de Obras y Servicios Sanitarios, enrolada en la CGT Alsina. Scervino tendrá a cargo el manejo de los millonarios fondos de las obras sociales y deberá resolver un conflicto pendiente entre los gremios y la gestión anterior respecto de la retención del dinero del Fondo Solidario de Redistribución (FSR).

Scervino era también el vicepresidente del Instituto de Investigación Sanitaria de la Seguridad Social de la CGT conducida por el metalúrgico Antonio Caló. José Luis Lingeri, titular de la del sindicato de Obras y Servicios Sanitarios, aseguró que el nuevo titular de la Superintendencia "es un técnico, un hombre de la seguridad social, un compañero idóneo que entiende el tema de las obras sociales y lo que se buscó en esta oportunidad es que en vez de que vaya al cargo un dirigente, vaya un técnico que conozca el tema".

Lingeri agregó que la designación de Scervino "cuenta con el aval de todos los sectores porque este tema se ha conversado con todos los sectores" del sindicalismo. "No creo que el presidente vaya a hacer una distinción porque sea de un sector o del otro, la atención de la salud es la meta", apuntó.

El titular del sindicato de Sanitarios es uno de los expertos de la CGT de Caló en la estructura de financiamiento de las organizaciones de salud de los gremios, y estuvo al frente de la Administración Nacional del Seguro de Salud (Anssal) en el gobierno de Carlos Menem.

El cargo que ocupará Scervino es clave para la relación entre los gremios y el Gobierno, ya que tiene a su cargo el manejo de los millonarios fondos de las obras sociales, uno de los focos de conflicto que mantuvieron los sindicatos con el gobierno kirchnerista.

En los próximos días, el organismo debería hacer frente a los reclamos de los gremios por el Fondo Solidario de Redistribución (FSR), donde va a parar el aporte obligatorio que se les retiene mensualmente a los trabajadores registrados de sus salarios, y que según cálculos de los sindicatos, oscilaría entre los 25 y los 30 mil millones de pesos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.