DEPORTES › SIN JUGAR BIEN, RIVER EMPATO 1-1 CON ARSENAL EN SARANDI

Hizo poco pero le faltó poco

El conjunto de Juan José López no cumplió una gran actuación, aunque fue de menos a más y estuvo más cerca de ganar que su rival, sobre todo en el último minuto. Maidana abrió el marcador con un cabezazo, pero un rato después Obolo llegó a la igualdad.

River se quedó con las ganas. El equipo de Núñez había empezado lleno de dudas e imprecisiones, pero fue de menor a mayor y terminó siendo más que Arsenal. Fue 1-1 en el Viaducto, donde el conjunto de Gustavo Alfaro suma seis sin perder. De esta manera, Juan José López continúa sin saber de derrotas como visitante en el banco de River. La principal preocupación es Mariano Pavone, quien se fue lesionado y se presume que podría estar inactivo por un plazo de 21 días.

Sin haber hecho demasiados méritos, River se puso en ventaja rápidamente, cuando Maidana subió a cabecear en un corner y conectó un frentazo que entró por encima de la volada de Campestrini. Pero la diferencia no tardó en esfumarse. Apenas tres minutos más tarde, Krupoviesa metió un centro frontal y preciso, para que Obolo desviara la trayectoria de la pelota y dejara mal parado a Carrizo. Con muchos problemas para recuperar, River se metió atrás y padeció el juego asociado de Arsenal, que incomodó con toques pacientes en el mediocampo y las subidas venenosas de Krupoviesa.

Cuando el equipo de López había perdido el rumbo, se recuperó mediante la contención Acevedo y el elegante traslado de Lamela. Con un libreto parecido al de su rival, el visitante sumó gente en tres cuartos de campo, generó circuitos futbolísticos y metió a Arsenal en el ojo de la tormenta. Acorralado contra su arco, el equipo de Alfaro llegó a defenderse con ocho jugadores, salió a los pelotazos y trató de sorprender sin éxito mediante algún contragolpe aislado.

Sin embargo, a pesar del dominio abrumador, el visitante pagó cara la ausencia de un enganche. Y como careció de profundidad, no logró que la superioridad se tradujera en situaciones de riesgo. Además, lo perjudicó la salida de Pavone, que se fue con síntomas de haberse desgarrado. Lo cierto es que el ingreso de Caruso no estuvo a la altura, ya que el ex Vélez quedó aprisionado en el medio de los centrales y no supo ser referencia. Así, River, incapaz de perforar una defensa sólida, remató desde afuera, siempre de manera desviada.

En ese panorama, no sorprendió que Campestrini asistiera sin intermediarios a Obolo, quien sacó un remate de volea que exigió una gran volada de Carrizo. Del otro lado, el arquero local salvó a Arsenal de manera épica, luego de que un remate de Pereyra se desviara y llegara cargado de veneno al arco. El empate le dejó sabor a poco a River, que deberá pensar cómo hacer para remendar la ausencia de Pavone.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.