EL MUNDO › TRAS EL ACUERDO CON EL EUROGRUPO PARA EXTENDER CUATRO MESES LA AYUDA FINANCIERA

“Lo difícil empieza ahora”, dijo Tsipras

En el acuerdo al que se arribó el viernes por la noche, el gobierno izquierdista griego logró torcer el brazo de los miembros del Eurogrupo, en particular de Alemania. Mañana el gobierno griego presenta un programa de reformas.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, afirmó dar un paso decisivo al arribar a un acuerdo con sus socios del Eurogrupo, por el cual Atenas logró extender la ayuda financiera por cuatro meses más. Además precisó que el compendio de reformas acordado estará listo el lunes por la mañana.

Con indisimulado entusiasmo, el premier griego destacó que el acuerdo alcanzado el viernes en el Eurogrupo supone la cancelación de sus compromisos previos suscritos por los anteriores gobiernos griegos, aunque advirtió a sus conciudadanos que “lo difícil empieza ahora”. “Ayer hicimos fracasar el plan de las fuerzas conservadoras en Grecia y en el extranjero para asfixiar a nuestro país y demostramos que Europa es un espacio para la negociación y los compromisos beneficiosos para ambas partes y no un espacio de exterminación, de sumisión y de castigo”, remarcó Tsipras. En este sentido, añadió que el día de ayer es más importante para Europa que para Grecia, y apuntó que hace casi 20 días se hizo cargo de un país prácticamente con las cuentas en negro.

En el acuerdo al que se arribó el viernes por la noche, el gobierno izquierdista griego logró torcer el brazo de los miembros del Eurogrupo, en particular de Alemania, obteniendo una ampliación de la ayuda financiera por cuatro meses por un monto de 240.000 millones de euros, lo que permitirá refinanciar la banca helena. Uno de los puntos más polémicos del plan que Grecia detallará el lunes a la Troika es el volumen de superávit primario –previo al pago de intereses de la deuda– que Grecia debe alcanzar este año. El pacto de rescate heleno fijaba un superávit primario del 3 por ciento del PIB para 2015. El gobierno griego planifica reducirlo al 1,5 por ciento del PIB, porcentaje en el que se centrarán las próximas negociaciones.

Tsipras reiteró que el acuerdo conseguido deja atrás la austeridad y los memorandos (programas de rescate) e inicia la negociación necesaria para recomponer el crecimiento griego y acabar con las reducciones de salarios y pensiones. En su discurso, Tsipras también tuvo palabras para el pueblo griego, al que calificó como el mejor aliado del gobierno y agradeció su apoyo. “Con el decisivo apoyo del pueblo griego, hemos conservado la dignidad en Grecia en, quizá, su día más importante desde que está en la Unión Europea”, declaró el primer ministro.

Por el contrario, el líder del conservador Nueva Democracia, el principal partido de la oposición en Grecia, Antonis Samaras, afirmó ayer que el gobierno está tratando de demostrar que el programa de rescate que firmó con el Eurogrupo es un éxito, cuando en realidad incluye “condiciones mucho peores”. “Tsipras y su gobierno están tratando de probar que el regreso al memorando que firmaron ayer es un éxito para el país. En esencia, es volver al mismo lugar, pero en condiciones mucho peores”, opinó Samaras. Además, acusó al premier griego de no explicar de dónde sacará el dinero para pagar las obligaciones del país en los próximos meses. El ex socio del gobierno de Samaras y líder de los socialdemócratas griegos, Evángelos Venizelos, también fue muy crítico con la postura del ejecutivo. “En realidad, se ha acordado un tercer programa de rescate, y Tsipras sigue el camino de las falsas promesas, lo que reduce aún más la fiabilidad de ellas y del gobierno”, dijo Venizelos.

Frente a estas acusaciones, el gobierno griego respondió que los partidos de la oposición que impusieron los programas de rescate no pueden entender de qué modo el partido Syriza cumplió lo prometido antes de las elecciones. En este sentido, el portavoz del gobierno, Gabriel Sakelladiridis, subrayó ayer por la mañana el éxito de las negociaciones. “La economía griega y el gobierno heleno no han sido estrangulados, como quizás era el plan original de centros extranjeros y dentro del país”, dijo Sakelladiridis. Para el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, la decisión de ayer puso freno al temor entre los ahorristas y evitó una fuga de depósitos en Grecia. “Incluso antes de que fuésemos elegidos les dijeron a los griegos que si no nos elegían y estábamos en el poder por más de unos pocos días, los cajeros dejarían de funcionar”, explicó el economista.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Finanzas, Varoufaki,s y el premier Tsipras, artífices del acuerdo.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.