EL MUNDO › CUMBRE EN MADRID DE LA SOCIALDEMOCRACIA

Debates de centro

La socialdemocracia europea celebró ayer su cumbre anual en Madrid, donde discutieron la lucha contra el terrorismo, la forma de impulsar el empleo y la política exterior de la Unión Europea. Participaron 40 dirigentes del encuentro, el cual fue celebrado en el recinto ferial de Ifema.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez abrió el encuentro con un crítico discurso, en el cual expresó que España está lejos de solventar sus problemas de empleo y culpó a Rajoy de propiciar el panorama de desigualdad que se vive en su país. “Las políticas conservadoras en Europa están minando la cohesión social”, denunció el secretario general del PSOE. Sobre el actual panorama de Grecia, aseguró que una medida necesaria para solucionar su crisis es un plan de reforma de su administración pública, al tiempo que reiteró la necesidad de que desaparezca la troika.

Aparte de Sánchez, el otro español que leyó un discurso fue el ex presidente español Felipe González (foto, a la derecha con Sánchez), quien defendió la necesidad de acabar con los planes de austeridad, a los cuales se refirió como “austericidio”. “Los partidos socialdemócratas deben asumir el liderazgo que permita devolver su identidad a la Unión Europea, que le permita tener una economía altamente competitiva y que le permita ocupar un nuevo papel dentro de la globalización”, opinó el ex mandatario español. Los presentes también acordaron trabajar conjuntamente en la promoción de la educación, debatir sobre integraorganizaciones de la sociedad civil.

En declaraciones a la prensa, el primer ministro francés, Manuel Valls, defendió la propuesta de gobierno “serio” ofrecida por los partidos socialistas en Europa. “El aporte de los socialistas es gobernar de forma seria, es prometer lo que podemos hacer, no es la demagogia. Esa es la diferencia que pueden existir en otros países”, afirmó Valls. Aparte del representante francés, estuvieron presentes el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, el vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, y varios primeros ministros de países como Suecia o Rumania. El gran ausente fue el premier italiano, Mario Renzi, quien había confirmado su presencia pero finalmente no pudo acudir a la cita por la crisis en Libia.

Los debates programados fueron realizados a puerta cerrada: Terrorismo y libertades, Crecimiento. inversiones y empleo y Política exterior. Estas tres mesas aprobaron tres resoluciones con las conclusiones y las coincidencias de los socialistas europeos. Al término de la jornada, los líderes europeos se desplazaron hasta el Bosque del Recuerdo, donde participaron de un homenaje a las víctimas del atentado de Atocha.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.