EL MUNDO › EL PRESIDENTE PERUANO DIJO QUE AFECTA SERIAMENTE LAS RELACIONES CON CHILE

“El espionaje es inaceptable”

Esta semana la televisión peruana había develado el caso de un analista de información de Inteligencia y de un operador de comunicaciones que están siendo juzgados en el fuero militar, acusados de delitos de traición. Chile responderá.

El presidente peruano, Ollanta Humala, ayer calificó el presunto espionaje chileno, denunciado por Lima, como un acto inamistoso e inaceptable de un socio con el que comparte foros como la Alianza del Pacífico y la Unasur, entre otros. “Este gobierno no va a aceptar actos inamistosos de esta naturaleza y menos de países con los que venimos trabajando y participando en áreas comunes como la Unasur, la Alianza del Pacífico, la Apec y el Acuerdo Transpacífico”, dijo Humala en su primeras declaraciones desde que llamó en consulta a su embajador en Santiago, el viernes.

“Este caso –agregó el presidente– está afectando el fortalecimiento de las relaciones bilaterales. Estamos esperando la respuesta del gobierno de Chile” a la nota diplomática de protesta enviada al gobierno de Michelle Bachelet la víspera. “Este es un tema en el que no vamos a bajar la guardia, vamos a estar atentos a la evolución de los acontecimientos”, afirmó Humala, un ex comandante del Ejército que durante la campaña electoral que lo llevó al poder en 2011 era percibido por la prensa en Santiago como antichileno.

El gobierno peruano espera una respuesta “constructiva y precisa” de Chile sobre un presunto caso de espionaje, manifestó ayer el canciller Gonzalo Gutiérrez. “Esperamos que haya una respuesta constructiva y precisa sobre estas afirmaciones que hemos hecho porque tenemos la plena certeza de que son afirmaciones exactas”, dijo Gutiérrez. El ministro de Relaciones Exteriores explicó que este viernes habló, por vía telefónica, con su homólogo chileno, Heraldo Muñoz, para expresar su preocupación sobre esta denuncia y, tal como lo indica la nota diplomática, solicitar una investigación en Chile.

“En este momento podemos decir, sobre la base de la información recibida de la Dirección de Inteligencia y Contrainteligencia de la Marina, que ha habido un caso de espionaje”, afirmó Gutiérrez en relación con la denuncia contra tres suboficiales de la Armada peruana. “He tomado conocimiento detallado y preciso de los hechos suscitados y, en base a ese conocimiento, podemos determinar que hay un caso de espionaje de manera fehaciente, independientemente del avance de la investigación a nivel judicial”, agregó.

Gutiérrez precisó que cuando el gobierno tuvo conocimiento del primer caso, el año pasado, decidió mantenerlo en reserva para investigar en detalle y que, gracias a esa reserva, se identificaron los otros dos casos. El canciller manifestó que “un hecho como éste no puede quedar ajeno a las relaciones bilaterales y siempre tiene repercusión”, motivo por el cual se llamó a consulta al embajador peruano en Santiago de Chile, Francisco Rojas Samanez.

Por su parte, el gobierno chileno anunció ayer que responderá por la vía diplomática, según declaró a la prensa el ministro portavoz de Gobierno, Alvaro Elizalde. “Queremos insistir en lo que ha planteado de manera clara la Cancillería: Chile no acepta ni promueve acciones de espionaje en otros Estados ni en su propio territorio”, reiteró el ministro chileno.

El ex presidente peruano Alan García, durante cuyo segundo gobierno (2006-2011) se presume que los denunciados realizaron el espionaje, pidió ayer a la mandataria chilena, Michelle Bachelet, que tome la iniciativa de investigar el caso. “Tome usted, Michelle Bachelet, la iniciativa de hacer una investigación profunda sobre este azaroso tema del presunto espionaje para fortalecer nuestra buena vecindad, la confianza que nos haga trabajar como países juntos por el futuro, el empleo y la justicia social de nuestros pueblos”, dijo García durante una celebración partidaria en Lima. García acudió el jueves pasado a una reunión convocada por Humala, con el ex presidente Alejandro Toledo y la líder opositora Keiko Fujimori, entre otros políticos, en el Palacio de Gobierno, para ser informados sobre este caso. Tras esa cita, García dijo que él y otros dirigentes políticos estarán “siempre presentes por el Perú”.

El ministro peruano de Defensa, Pedro Cateriano, informó el jueves de la investigación por presunto espionaje a un tercer suboficial de la Armada peruana, a quien el presidente de la Corte Militar Policial, Juan Pablo Ramos, identificó como el técnico Alberto González, acusado de desobediencia. Un día antes, la cadena América Televisión develó el caso del analista de información de inteligencia Alfredo Marino Domínguez Raffo y del operador de comunicaciones Johnny Richard Pilco Borja. Estos últimos están siendo juzgados en el fuero militar, acusados de delitos de traición a la patria, infidencia y desobediencia, después de que, según el reportaje, fueron captados en 2011 y 2006, respectivamente, por presuntos empresarios pesqueros italianos que eran, en realidad, oficiales de la Armada de Chile.

La cadena añadió que el caso fue descubierto el año pasado por agentes de contrainteligencia peruanos tras sospechar ante los repetidos viajes que hacían al extranjero. En ese sentido, Cateriano indicó que la Marina de Guerra tomó conocimiento en 2014 “de una supuesta filtración de información” e instruyó al procurador para formular una denuncia contra los técnicos bajo el fundamento de numerosos viajes al extranjero que no podían sustentar económicamente.

Compartir: 

Twitter
 

“Este gobierno no va a aceptar actos inamistosos de esta naturaleza”, dijo Humala.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.