EL MUNDO › OPINION

Nueva izquierda, nuevo dirigente

 Por Emir Sader

Los nuevos tiempos a los que se aventura Europa tienen nuevas caras y nuevas formas de actuar. Felizmente, porque las antiguas se han agotado. Syriza y Alex Tsipras, Podemos y Pablo Iglesias son sus expresiones más conocidas.

Pablo Iglesias es un profesor de ciencia política de la Universidad Complutense de Madrid, presentador de un programa de entrevistas por Internet –que está en la página del periódico español Público– y animador de una serie creativa de proyectos que revelan la amplitud de sus intereses.

Además de dirigir a Podemos, de dar cientos de entrevistas, de escribir otros tantos artículos, Iglesias ha encontrado tiempo para organizar y publicar dos sorprendentes libros. Uno, de lecciones de ciencias sociales a través del cine, bajo el título Cuando las películas votan, organizado por él, con distintos autores abordando categorías políticas esenciales mediante el análisis de películas. Como, por ejemplo la violencia, encarada por el mismo Pablo, a través de La batalla de Argel. O un análisis sobre el liberalismo, a través de la película Dogville; o sobre la revolución, a través de Espartaco; de la democracia, a través de Star Wars; del liderazgo, mediante Lawrence de Arabia; o del movimiento obrero, a través de Germinal; del posfordismo mediante American Beauty; del feminismo a través de Mad Men; o de la alienación a través de Blade Runner, entre otros.

El otro libro organizado por Pablo Iglesias está concentrado alrededor de la serie Game of Thrones, bajo el título “Ganar o morir”, con artículos sobre distintos temas alrededor de la serie, también en la perspectiva de análisis de categorías políticas. Como, por ejemplo, caos, legitimidad y poder, política y guerra, guerra por el poder, la subversión feminista, poder y subjetividad, cuerpo y política, entre otros.

Pero las actividades de Pablo Iglesias se concentran cada vez más alrededor de los desafíos de Podemos, aún mas en un año decisivo en España como éste. En un libro recién salido –Momentum, entrevistas hechas por Orencio Osuna, Editorial Icaria– concede una entrevista donde expone las formas en que Podemos está encarando esos desafíos. En él se define a sí mismo como “alguien que se considera marxista y que tiene la izquierda tatuada en las entrañas”.

Palabra de Pablo Iglesias:

“El desafío de Podemos será conquistar por la vía electoral el poder político para hacer una política de transformaciones. Todo esto plantea enormes dificultades y escenarios muy complejos... Así, pues necesitamos prudencia, humildad y seguir trabajando como dice el Cholo Simeone, partido a partido, evitando cometer errores, como los del propio Simeone, que a veces te pueden dejar en la grada algunos partidos.”

“Estamos en el momento de la política. La política implica brindar inteligencia a circunstancias y contextos que tú no eliges. Nosotros no eligimos las etapas que tiene el curso político. Son las que son y, a partir de ahí, es fundamental que juguemos con la máxima inteligencia para no dejar de ser útiles, para ser un instrumento político para el cambio.”

“Cometeríamos un error si antepusiéramos el interés de Podemos como marca política exitosa a las necesidades de transformación política de nuestro país. Y nosotros sabemos muy bien que hacer política es buscar los mejores escenarios para el enfrentamiento. Que hacer política es provocar las contradicciones del adversario, y eso también nos lo tenemos que aplicar a nosotros mismos en un contexto que puede ser dificultoso y desfavorable para nosotros. Ahí es donde tendremos que demostrar que estamos a la altura política de las circunstancias, si hemos acumulado suficiente inteligencia colectiva, si vamos a salir de nuestro proceso constituyente con un equipo con capacidad para tomar decisiones políticas para la gente, que sean las acertadas y las adecuadas para el cambio político o si, por el contrario, nuestros adversarios son capaces de llevarnos a terrenos que no nos favorezcan y que, por lo tanto, detengan esa experiencia de cambio.”

“Pero debo decir que también existen sectores en la izquierda que tienen que hacer una enorme autocrítica de sus planteamientos de su práctica política. De hecho, resulta innegable que el propio fenomeno Podemos es el resultado del fracaso de la izquierda tradicional, que ha sido incapaz de hacer un diagnóstico de lo que sucedía realmente en el país.”

“Las propuestas políticas de Podemos, que seguramente hubiera firmado cualquier partido socialdemócrata hace 30 o 40 años (...). Proponemos una reforma fiscal justa que haga que las rentas más altas paguen más, proponemos una auditoría y una quita de la deuda pública, proponemos proteger los servicios públicos, proponemos combatir la corrupción, proponemos una política exterior respetuosa con los derechos humanos, en definitiva, lo que estamos proponiendo nosotros lo hubiera aceptado la socialdemocracia reformista.”

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.