EL PAíS › LOS LEGISLADORES DE LA OPOSICION FORMALIZARON SU DECISION Y SE VOTA EL JUEVES DE LA SEMANA QUE VIENE

Macri quedó a tiro de la comisión investigadora

El PRO perdió la pulseada en la Comisión de Asuntos Constitucionales, donde los opositores impusieron tres despachos de mayoría: uno para investigar al jefe de Gobierno, otro de rechazo a su autojuicio político y otro para que brinde explicaciones en la Legislatura.

 Por Werner Pertot

La derrota del PRO sólo demoró 48 horas luego del cuarto intermedio forzado de la Comisión de Asuntos Constitucionales. La oposición porteña ratificó con un despacho de mayoría que irá por una comisión investigadora y rechazará el juicio político que se autoimpulsó Mauricio Macri. A los macristas les queda por jugar una última carta: tratar de pasar el inicio del juicio político “como un mero trámite” y sin votación. Esa opción es discutida en el interior de la bancada PRO y no hay coincidencias. En tanto, un sector de la oposición impulsó un dictamen de minoría para que el jefe de Gobierno se pida licencia. Todo se votará el 12 de agosto.

La Comisión de Asuntos Constitucionales retomó su actividad, luego de que los macristas aprovecharan un momento en la noche del martes en el que no había opositores en el salón para votar un cuarto intermedio hasta el viernes. Luego de la polémica que esto generó debieron adelantar la reunión un día. El nuevo cónclave terminó como se había previsto: los opositores impulsaron tres dictámenes de mayoría para crear la comisión investigadora de las responsabilidades políticas por las escuchas ilegales, archivar el autojuicio e invitar a Macri a dar explicaciones a la Legislatura. La Coalición Cívica firmó en disidencia los fundamentos del archivo del juicio político e hizo un planteo más técnico.

Los macristas debieron conformarse con un dictamen de minoría que plantea el giro del juicio político a la Sala Acusadora. El PRO ya comprobó que no juntará los votos para aprobar el inicio del autojuicio en el recinto, por lo que algunos de sus miembros decidieron reinterpretar el reglamento y cambiar la estrategia: la nueva idea es que no hace falta votar nada y que se puede iniciar el procedimiento de prepo. La pintoresca frase que eligió el macrista Martín Ocampo para explicar esto fue: “La Legislatura no puede expedirse sobre el juicio político”.

No todos en el bloque PRO están seguros de esto. De todas formas, el problema que tienen los macristas es que la oposición también les puede archivar la iniciativa desde la Sala Acusadora, con los mismos argumentos que tiene su despacho: sostienen que no cumple los requisitos mínimos porque no acusa a Macri de ninguna de las causales de juicio político.

Ocampo, que preside Asuntos Constitucionales, abrió la reunión de ayer diciendo que la comisión investigadora de la oposición “no tiene garantías, reglas claras y no respeta la proporcionalidad”. Más temprano, había adelantado a los medios que pensaba presentar otra comisión investigadora, de 13 miembros, donde los macristas tendrían seis (la de la oposición le da cuatro de los 17 integrantes al PRO). Finalmente, la comisión investigadora macrista no se presentó como dictamen.

“El despacho de la oposición respeta la Constitución, que no habla de proporcionalidad, sino de representatividad”, lo rebatió el legislador de Proyecto Sur Julio Raffo. “Refleja una representación forzada”, contraatacó el vicepresidente primero Oscar Moscariello, quien consideró que el debate ya estaba agotado. “El debate se agotó porque el PRO concluyó intempestivamente la reunión del martes”, recordó Fernando Sánchez, de la Coalición Cívica.

Ya un poco cansados de sacarse chispas por este tema, los legisladores pasaron al último debate, alrededor de los proyectos de pedido de licencia a Macri hasta que concluya el juicio oral. “Una persona con un procesamiento firme que tiene una posición de poder puede obstaculizar la investigación. No conocemos ningún caso de un funcionario procesado que siga en el cargo”, planteó la kirchnerista María José Lubertino.

Rápidamente, los legisladores de la CC y Diego Kravetz, del bloque Peronista, aclararon que no apoyarían ese proyecto, que sólo cuenta con cinco firmas de los 15 integrantes de Asuntos Constitucionales. De todas formas, ambos sectores consideraron que estaban en su derecho de expresar esa posición. Los macristas no fueron de la misma idea. “No hay ninguna parte de la Constitución que permita pedirle al jefe de Gobierno que se tome una licencia. Ni tampoco a Julio Grondona, ni a Chávez”, estimó el macrista Helio Rebot, quien repitió que la causa “es una conspiración de la SIDE y Néstor Kirchner”. Rebot advirtió que “nuestro jefe de Gobierno no se va a reunir con testigos del juicio político como pasó con Ibarra”.

“Decir que no va a hablar con testigos es decir que no va a hablar con sus ministros, sus familiares, con Andrés Ibarra, con Guillermo Montenegro. No se puede argumentar desde una falacia así”, le respondió la sabbattelista Gabriela Cerruti. “Las denuncias contra la SIDE se hacen en un juzgado. Nosotros lo venimos haciendo desde los noventa”, estimó Sánchez. “La argumentación de la conspiración se vuelve pobre. La hora de Durán Barba ya pasó”, advirtió Kravetz.

“No hacemos eje en una visión conservadora de la Constitución que entiende, como en el siglo XIX, que todo lo que no está escrito está prohibido”, lo cuestionó Martín Hourest, quien también cargó contra Andrés Ibarra: “El mismo hombre que situó a Ciro James en el gobierno es el que ahora maneja los recursos humanos de la ciudad”.

Los asesores macristas comenzaron a silbar cuando el legislador de Proyecto Sur Rafael Gentili recordó que “hicieron renunciar a la vicejefa Gabriela Michetti, que fue votada por cuatro años”. “¡Hay un temario!”, gritó el jefe del bloque PRO, Cristian Ritondo. “Macri se defiende con publicidad que se paga con la plata de todos”, advirtió Gentili, mientras Ocampo intentaba callarlo. Los macristas ya recurrían al grito limpio:

–¡Si es tema libre, yo también hablo! –provocaba Avelino Tamargo.

–¡No! ¡Otra vez Lubertino, no! –se agarró la cabeza el ex piloto Fernando de Andreis, cuando la legisladora volvió a tomar la palabra para recordar que Macri “ya no es jefe a tiempo completo porque se dedica a hacer campaña por el país y a sus vacaciones en Villa La Angostura”.

Compartir: 

Twitter
 

La Comisión de Asuntos Constitucionales volvió a reunirse ayer tras el cuarto intermedio que el PRO había forzado el martes.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.