EL PAíS › LA GOBERNADORA FUEGUINA CREO SU PROPIO PARTIDO

Bifurcación en el ARI

El ARI de Tierra del Fuego se dividió en dos luego de que la gobernadora Fabiana Ríos anunciara la conformación de un nuevo espacio sin la presencia de varios de los dirigentes que la acompañaron en su gestión. La creación del Partido Social Patagónico generó la pronta respuesta de los representantes del ARI provincial –entre ellos los senadores José Martínez y María Rosa Díaz–, que decidieron impulsar su propio partido, aunque aclararon que no se opondrán a la gestión de Ríos. Desde ambas agrupaciones aclararon que las movidas no implican una ruptura al interior del gobierno.

El primer paso lo dio la gobernadora fueguina, que esta semana creó un nuevo sello junto a su marido, el concejal de Río Grande Gustavo Longhi. Esto generó un fuerte malestar en las filas locales del ARI, que se quejaron por no haber sido convocados al armado y anunciaron la formación del espacio alternativo Encuentro Amplio.

En diálogo con Página/12, Longhi justificó la iniciativa. “Los motivos son extrapartidarios, no surgen de una división interna del partido de gobierno”, dijo el concejal. De acuerdo con el marido de Ríos, ambos decidieron crear el nuevo partido luego de que el juzgado federal le informara al ARI que debía cambiar su nombre para incluir el de la Coalición Cívica, alianza que el espacio provincial no comparte. “Esto nos dio alguna oportunidad en el plano interno para resolver diferencias que siempre existieron entre los dos sectores más importantes que conformaban el ARI”, aseguró.

En el ARI fueguino convivían dos corrientes. Una de ellas, de fuerte presencia en el Ejecutivo provincial, estaba compuesta por representantes provenientes del ámbito político partidario (socialistas y algunos ex peronistas y radicales). La otra, más vinculada al ala gremial de la CTA, llevó a sus dirigentes a los principales espacios legislativos.

El legislador provincial Manuel Rimbault, integrante de este último grupo, vinculó la iniciativa de Ríos con “una cuestión más individual o personal”. “Hay un error de construcción política cuando ésta se puede desviar hacia la exclusión de muchos actores que fueron protagonistas principales y que hoy no están”, se quejó. No obstante, Rimbault aclaró que la conformación del Encuentro Amplio no implica que sus integrantes pasen a ser opositores de la gestión provincial. “El lugar que tenemos es el de acompañar con una agenda las decisiones de la gobernadora, independientemente de la pertenencia o no a un espacio político determinado”, sostuvo.

En el mismo sentido, el senador Martínez dijo a este diario que estas iniciativas “no implican una ruptura”. “Obviamente, adonde nos invitan, no vamos –ironizó–. Pero el apoyo a la gestión está garantizado. De hecho, es posible que Ríos vaya por la reelección el año próximo, y nosotros no vamos a disputarle ese espacio”, sostuvo Martínez.

Mientras tanto, cerca de Fabiana Ríos se entusiasman con la posibilidad de armar un partido de alcance regional. “No podemos seguir debatiendo federalismo a la sombra del Obelisco –explicó Longhi–, por eso estamos hablando con dirigentes de Santa Cruz, Chubut, Río Negro y Neuquén.” El concejal aclaró que para la nueva agrupación se convocó “al 90 por ciento del equipo de gobierno”, incluida casi la totalidad del gabinete y sus funcionarios. “Hemos trabajado con mucha autonomía, no existimos a partir de Elisa Carrió, de Juan o de Pedro”, afirmó.

Más allá de la escisión, ambas corrientes comparten el rechazo a las alianzas realizadas por la Coalición Cívica y tienen posiciones parecidas frente al gobierno nacional, lo que los sigue colocando como potenciales aliados del Frente para la Victoria en distintas batallas legislativas.

Informe: Federico Poore

Compartir: 

Twitter
 

La gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.