EL PAIS › ALAK HABLO DEL TRASLADO DE REPRESORES A DEVOTO

“A un pabellón común”

El ministro de Justicia explicó que quienes serán trasladados gozan hoy de una situación de privilegio en Ezeiza. Desmintió que su pase al penal porteño perjudique a los internos del CUD.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, confirmó que la cárcel de Devoto tendrá un pabellón para represores condenados por delitos de lesa humanidad, y desmintió que esto vaya a perjudicar a los presos que estudian en su Centro Universitario. “Son quince militares que están en el hospital de Ezeiza, pero no deben permanecer ahí porque tienen el alta médica. Para eso estamos adecuando un sector de Devoto, el pabellón 49 bis, que no es ninguno de los que usan los internos del CUD”.

–¿Es un pabellón vacío?

–Que no estaba en uso. No- sotros aplicamos el Programa Interministerial de Salud Mental, el Prisma, que se elaboró a partir de la nueva Ley de Salud Mental, que salió en diciembre, y nosotros adecuamos la política hospitalaria del ministerio a esa ley, que establece determinados parámetros y requiere que los internos que padecen problemas psiquiátricos estén alojados en lugares con determinado tipo de atención médica que no tienen el Moyano ni el Borda. Por eso cerramos la Unidad 20, en el Borda, y la 27, en el Moyano, y trasladamos a todos los internos que tienen problemas psiquiátricos al hospital de Ezeiza. Ahora bien, esto generó el hecho de determinar judicialmente qué internos teníamos alojados en el hospital de Ezeiza y había una serie de internos que estaban allí por orden judicial, pero que tenían el alta médica. Era una situación de privilegio.

–Hubo una denuncia que advirtió que tendrán un pabellón VIP.

–Van a tener las mismas condiciones que el resto, el mismo tipo de cama, el mismo tipo de baño. Es al revés de lo que denunció la abogada (Roxana Genovés), hoy están en una situación de privilegio porque están en un hospital. Tienen que estar en una celda común de un pabellón común. El lugar que estamos adecuando no va a ser permanente, porque Devoto va a ser demolida. Nosotros ya estamos adjudicando la construcción del centro penitenciario de Mercedes, para cerrar Devoto.

–¿El ministerio da instrucciones sobre los detenidos por delitos de lesa humanidad para evitar situaciones de privilegio?

–Por supuesto, hay protocolos. Y en este caso lo que sucedió es un buen ejemplo, porque el mismo servicio detectó que había condenados por delitos de lesa humanidad en una situación de privilegio, e intervino para que estén en una celda común. No estamos construyendo un pabellón VIP, sino un pabellón para quince condenados por delitos de lesa humanidad.

–¿Cuándo van a ser trasladados los militares?

–El amparo fue revocado el viernes por la Cámara Nacional del Crimen. Ese fallo que paralizó el traslado fue anulado. El traslado se va a concretar en cuanto se terminen las reformas que se están haciendo, creemos que en unos treinta o cuarenta y cinco días.

–Esta situación de represores cumpliendo sus condenas en hospitales, ¿podría estar sucediendo en otros lugares además del hospital de Ezeiza?

–No, los presos por delitos de lesa humanidad estaban solamente en ese hospital. Obviamente, al momento de su internación estaban padeciendo alguna afección de salud o psiquiátrica, pero han superado ya el tratamiento.

–El tema puso en primer plano la situación en las cárceles. Hace un mes el procurador penitenciario, Francisco Mugnolo, hizo un informe en el que señaló que en los penales de Marcos Paz y Ezeiza aumentaron los casos de torturas y malos tratos.

–Yo quiero contextualizar las palabras del procurador penitenciario, que en estos meses tiene una hiperactividad mediática porque integra el staff electoral de Ricardo Alfonsín. Mugnolo es parte del comité de campaña de Alfonsín. A mí me asombra su actitud cerril contra el Servicio Penitenciario Federal en plena campaña electoral. Obviamente, la procuración penitenciaria está integrada en la mayoría de los casos por cuadros radicales.

–¿Pero lo que denunció es falso?

–Lo que él denuncia en muchos casos se ha ido a verificar a través de los organismos oficiales competentes y no se ha verificado. Nosotros tenemos un Servicio Penitenciario que es uno de los mejores de Latinoamérica.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared