SOCIEDAD › GASES Y HERIDOS EN UN INTENTO DE DESALOJO EN LOMAS DE ZAMORA

Camino Negro a la casa propia

Unas mil familias tomaron el lunes un predio desocupado en Ingeniero Budge. Ayer llegó la policía. Hubo gases, quema de casillas y siete heridos, entre ellos un efectivo. Los vecinos cortaron la autopista del Camino Negro durante cinco horas.

Desde la colectora de la autopista que nace cruzando Puente La Noria hacia la provincia de Buenos Aires –el ex Camino Negro–, sólo se ven montañas y montañas de residuos. Sin embargo, esa basura que se extiende amontonada a lo largo de unas diez cuadras, a la altura de Ingeniero Budge, en la localidad de Lomas de Zamora, es en realidad una especie de trinchera que esconde tras de sí un enorme terreno. Desparejo, descuidado, durante muchos años permaneció vacío. Hasta ahora. A principios de semana, un conjunto de vecinos de los barrios aledaños lo ocuparon, lo dividieron en manzanas y lotes y armaron sus carpas, que se multiplicaron por miles en pocas horas. A cuatro días de iniciada la toma, y luego de dos intentos fallidos, efectivos de la Policía Bonaerense y de Infantería intentaron desalojar el predio ayer a la madrugada, medida que incluyó balas de goma, gases lacrimógenos y siete personas heridas, entre ellos un policía. Pero los vecinos resistieron y llevaron su reclamo a la autopista, camino que mantuvieron interrumpido durante más de cinco horas. Recién levantaron la medida cuando las autoridades comunales y provinciales se presentaron en el lugar. Según aseguraron ante la prensa, a partir de hoy a las 9 iniciarán un censo para registrar a las familias en situación de déficit habitacional y pondrán en marcha las negociaciones con el grupo propietario del terreno.

“Las tierras tienen dueño, los impuestos están al día. El gobierno provincial iniciará mañana un censo para verificar quién verdaderamente necesita una vivienda mientras que desde Lomas nos encargaremos de las negociaciones con la familia propietaria para fijar una cifra de compra. Ahora tienen que levantar el corte”, sostuvo Julio Massara, secretario de Obras Públicas de Lomas de Zamora ante los medios que se acercaron ayer a la mañana al lugar. Se trata de un terreno de 105 hectáreas, de más de 10 cuadras de extensión sobre el ex Camino Negro por 15 de largo, hasta el arroyo del Rey.

No bien el funcionario puso un pie en la colectora de la autopista y Canadá, uno de las vértices del predio tomado, una decena de micrófonos lo rodeó de frente, en tanto que por sus espaldas se asomaron las cabezas de otros tantos hombres, mujeres y chicos que, desde el lunes a la mañana, permanecen allí.

Si bien los ocupantes aseguran ser más de mil familias, para las autoridades que están al mando del conflicto –entre ellas la ministra de Infraestructura y Vivienda bonaerense, Cristina Alvarez Rodríguez–, no son más de quinientas. “Su reclamo es injusto desde lo judicial, pero justo desde lo social. Como estado municipal debemos identificar a la gente que necesita una vivienda y pensar en una solución adecuada”, consideró el secretario de Gobierno lomense, Martín Insaurralde, al tiempo que reconoció que Ingeniero Budge es uno de los barrios más superpoblados del partido.

Recién cuando los vecinos decidieron levantar el corte de la autopista, desde la cartera de Seguridad bonaerense se ordenó a los policías abandonar sus posiciones y retirarse. Hasta ese momento –alrededor de las 13– seguían firmes en el terreno ocupado. Cerca de 600 efectivos habían irrumpido en el barrio improvisado durante la madrugada de ayer. “Eran casi las 5 cuando los vimos a lo largo del arroyo (del Rey); entraron por ahí, con perros, con caballos y barrieron con todo. Nos rompieron todas las carpas e incendiaron algunas”, relató Armando Chávez, uno de los vecinos. Aunque no era la primera vez que ingresaban, la tercera intentó ser la vencida.

El desalojo llegó antes de lo previsto por los rumores, que lo auguraban entre hoy y mañana, debido a la denuncia que la familia Tronconi radicó en la UFI Nº 16 de los Tribunales locales. “Hay gente lastimada, nos rompieron la única vivienda que teníamos”, sostuvo, ya con la luz del día y sobre el asfalto de la autopista, un hombre que se paró frente a sus vecinos dando inicio a una especie de asamblea improvisada. Si bien ellos aseguraron no poseer armas de fuego, un policía resultó herido de bala y debió ser trasladado de urgencia al hospital Churruca.

La ruta fue el escenario de la protesta, que duró hasta que las autoridades provinciales y municipales se acercaron al predio y propusieron una posible solución. A partir de las 9, funcionarios del Ministerio de Infraestructura y Vivienda y del de De-sarrollo Social bonaerenses llevarán a cabo un censo “para verificar las condiciones en que la gente vive y dar soluciones más rápidas a quien más lo necesite”, remarcó Insaurralde. Hasta que el recuento termine, las familias podrán ocupar el predio. Pero luego, deberán abandonarlo, tal como dice la orden judicial. Sin embargo, el funcionario municipal se comprometió a “resolver uno por uno” los casos de la gente que no tenga adónde ir, que no será poca.

Informe: Ailín Bullentini

Compartir: 

Twitter
 

Después de la represión policial, los vecinos se juntaron a las 9 para cortar el Camino Negro.
Imagen: Rafael Yohai
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.