SOCIEDAD › APROBARON LA OBRA Y CONCESION POR 30 AÑOS DE DOS SUBSUELOS EN PLAZA HOUSSAY

Un proyecto bajo tierra

Aunque no se iniciaron las obras, la Legislatura ya aprobó el proyecto del Ejecutivo porteño para la concesión hasta 30 años del subsuelo de la Plaza Houssay. Harán dos subsuelos con un polo gastronómico y salas de lectura.

La Legislatura porteña aprobó el proyecto que propone crear un polo gastronómico en el subsuelo de la Plaza Houssay, ubicada entre las facultades de Medicina y Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires. Según detalla la iniciativa, el predio se utilizará para ubicar emprendimientos gastronómicos y otros comercios, además de espacios comunes para los estudiantes. La iniciativa fue aprobada en primera lectura por la Legislatura en diciembre pasado, luego debatida en una audiencia pública en marzo y ahora volvió al recinto para su tratamiento. Para la mayoría de los diputados se trata de un proyecto que “revitaliza” la zona, en tanto que cuatro de ellos consideraron que se trata de un “cheque en blanco” para que sectores privados hagan negocios con inversiones del Estado.

Con 54 votos positivos y 4 negativos, en la sesión ordinaria de ayer la Legislatura aprobó la realización de obras y la concesión por hasta 30 años de la manzana comprendida por la avenida Córdoba y las calles Paraguay, Junín y Uriburu. El proyecto sostiene que se construirán locales gastronómicos, además espacios de lectura para los estudiantes y una playa de estacionamiento situados en el primero y segundo subsuelo por debajo de la plaza, para lo que dispone la utilización de unos 1600 metros cuadrados del primer subsuelo, donde hoy funcionan cocheras.

La propuesta del Ejecutivo también contempla una conexión directa con la estación Facultad de Medicina de la línea D de subterráneos y el polo; que si bien ya existe en la actualidad con el sector de las cocheras, no está habilitado al paso de la gente. “Se trata de revitalizar un espacio medular para la vida universitaria”, comentó a este diario el legislador del bloque Suma+ Hernán Rossi, uno de los 54 diputados que apoyó el proyecto. Para Rossi, se trata de una obra que “pone en valor” el barrio, en tanto que “no modifica los espacios verdes” de la plaza. “Los co-gobiernos de las facultades que lo rodean estaban muy interesados en la aprobación de este proyecto”, sumó. Además, el legislador contó que entre la primera y segunda lectura del proyecto, el bloque intentó “incorporar modificaciones como que figuren menúes estudiantes a precios adecuados y que las secretarías de extensión puedan utilizar el predio”.

Sin embargo, los diputados que decidieron no acompañar la iniciativa argumentaron que el proyecto no da detalles sobre el tipo de obras que se realizarán y que se cede al sector privado un predio de dominio público para su explotación comercial. El legislador Patricio Del Corro, del PTS-FIT, planteó que “no se puede votar la privatización de un espacio público que debería ser para los universitarios para hacer, por ejemplo, un comedor para los estudiantes”.

En la misma línea, Adrián Camps, del Partido Socialista Auténtico, consideró “penosa” la aprobación de la propuesta del Ejecutivo. “El proyecto indica que por hasta 30 años se concesionan los dos subsuelos a privados, no explica cuánto se va a invertir ni da detalles sobre qué comercios van a funcionar ahí”, dijo Camps a Página/12. “No hay garantías de lo que se aprobó, solo que por 30 años se entrega el lugar para que empresas saquen beneficios”, agregó. Así, el legislador socialista manifestó que “no se puede votar la privatización de un espacio público que debería ser para los universitarios para hacer, por ejemplo, un comedor para los estudiantes”.

La propuesta de la Jefatura de Gobierno tuvo una primera aprobación y tratamiento en audiencia pública. Luego, se produjo un despacho de mayoría favorable de las comisiones de Obras y Servicios Públicos y de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria. En tanto, en minoría, el diputado Gustavo Vera (Bien común), propuso archivar el expediente por considerar insuficientes los fundamentos del Ejecutivo. Antes de ser aprobada en el recinto, el despacho recibió una observación del diputado Marcelo Ramal (FIT) que argumentó que “la obra debe indicar qué tipo de mejoras se harán, además de tener otro tipo de especificaciones y detalles”.

Informe: Paz Azcárate.

Compartir: 

Twitter
 

El proyecto para el subsuelo de la Plaza Houssay recibió 54 votos positivos y 4 negativos.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.