DEPORTES › COMO VIVEN LA COPA DEL MUNDO LOS HABITANTES DE SOWETO, EN JOHANNESBURGO

El Mundial en el barrio más famoso

Soweto, el barrio más emblemático quizá de toda Sudáfrica, respira fútbol cada día de certamen. Ahora que la Selección local quedó afuera, el fanatismo entre el piberío está dividido.

 Por Joaquín Cavanna

Mantas, bufandas, camisetas de selecciones y una pelota en cada esquina: Soweto, el barrio más emblemático de Johannesburgo y quizá de toda Sudáfrica, respira fútbol cada día de Mundial.

La Copa del Mundo amanece temprano con el fútbol inagotable de los niños y finaliza con los adultos presentes en los parques para la proyección de los partidos mundialistas en pantalla gigante. “Mi corazón está con Holanda y con los ‘bafana, bafana’. Sólo me queda uno de los dos, apoyaré a los holandeses”, confía Dennis, un niño de nueve años que juega con sus amigos en la puerta de su casa e incluso invita a los visitantes a sumarse al partido.

Cada terreno abierto, parque o baldío, puede ser el escenario de un duelo entre vecinos. Los chicos juegan en las calles con pelotas en cualquier estado desde las primeras horas de la mañana hasta la caída del sol.

En el parque Diepkloof se instaló una pantalla gigante para que los vecinos puedan seguir cada partido al aire libre. Unos 20 bancos fueron instalados de frente a la pantalla, lo que resultó un furor durante casi todas las noches de junio.

“Ahora a la tarde está un poco vacío porque hay mucha gente trabajando. Pero en los partidos de la noche (los del último turno) no queda ni un lugar. Esto está lleno”, comentó Joseph, mientras se debatía entre el partido Paraguay-Japón y el sueño.

Mientras tanto, tres amigas de unos 30 años recogieron una manta de sus casas, cubrieron sus cabezas con gorros de lana, sus cuellos con bufandas y eligieron el partido mundialista en el parque como actividad del día. “Generalmente no sabemos quiénes juegan, pero siempre que podemos nos acercamos a ver algún partido”, comentó Donna.

Soweto es el hogar futbolístico en Sudáfrica. Allí se formaron los tres grandes clubes del país: Kaizer Chiefs, Orlando Pirates y Moroka Swallows, e incluso es la cuna de varios futbolistas.

El nuevo héroe de los “Bafana Bafana”, Siphiwe Tshabalala, comenzó a jugar a los ocho años en los descampados del township sowetano y terminó de consagrarse el último 11 de junio, al anotar el primer gol de la Copa en el estadio Soccer City.

“Argentina es el mejor hasta el momento y va a salir campeón. Juega realmente muy bien”, valor Lucky, quien incluso se metió dentro de su casa para recoger un gorro con la inscripción del seleccionado albiceleste y enseñarlo como confirmación de su apoyo.

Soweto fue uno de los iconos de la lucha contra el apartheid en Sudáfrica y hoy representa un emblema. Allí viven entre un 40 y un 60 por ciento de todos los habitantes de Johannesburgo. La pobreza y el hacinamiento forman una escenografía evidente.

Aun así, la pasión por el fútbol permite encontrar la disparidad entre un centro deportivo de alto rendimiento construido por la marca deportiva Nike y un campo con arcos de madera y sin redes, sólo separados por la avenida Potchefstroom Road.

Respecto de los ídolos futbolísticos, los vecinos apenas titubearon: el mejor jugador del Mundial es Lionel Messi. “Cristiano Ronaldo no es nada. El mejor de todos es Messi y después Robben”, reaccionó efusivo Elvis, mientras aguardaba la llegada de uno de los pequeños autobuses.

Quedan ocho partidos para que finalice el Mundial de Sudáfrica y quedan ocho equipos que buscarán un título que se dirimirá precisamente en Soccer City, en las lindes de Soweto. El barrio del fútbol en Johannesburgo aguarda expectante la resolución de su torneo inolvidable.

Compartir: 

Twitter
 

Para los pibes de Soweto, el mejor del Mundial es Lio Messi.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.