DEPORTES › FRENTE A GHANA BUSCARA INSTALARSE EN LAS SEMIFINALES DE UN MUNDIAL LUEGO DE CUARENTA AÑOS

Uruguay quiere cambiar su historia

El equipo oriental llegó por última vez a esa instancia en el torneo de México ’70. Para lograrlo, el técnico Oscar Tabárez dijo que lo principal será tener “equilibrio”. Y aclaró que para ganar el partido “hay que jugar bien”.

Equilibrio y mística: la mezcla de ambos ingredientes forman parte de la “receta” que el entrenador Oscar Tabárez espera que su equipo logre plasmar ante Ghana para conseguir un pasaporte a las semifinales de un Mundial que se le niega a Uruguay desde México ‘70. “A los ghaneses hay que atacarlos y marcarlos bien, la palabra más importante es equilibrio. No hay equipo que tenga el partido ganado. Los ghaneses están presionados, nosotros también, pero no vamos a renunciar al partido, ni nos creemos superiores”, comentó Tabárez en la conferencia de prensa celebrada en el estadio Soccer City, escenario del partido de los cuartos de final.

El gran problema para Uruguay en el torneo pasó por necesitar un golpe para reaccionar, algo que le sucedió ante Corea, en un partido en el que se vio superado gran parte del tiempo y sólo reaccionó cerca del final, cuando los asiáticos consiguieron la transitoria igualdad. Por eso, el ex entrenador de Boca resaltó que la idea es evitar esa situación. “No vamos a esperar que Ghana nos haga un gol para jugar como sabemos y debemos. Nuestra intención es pasar a semifinales y para ganar hay que jugar bien, acercarnos más a esos 12 minutos finales que hicimos ante Corea, porque antes sólo cumplimos una parte del libreto, la de agruparnos y defendernos bien. Pero, contra Ghana, sólo defendernos sería suicida, lo mismo en caso de superarla con cualquiera de los rivales que vendría después: para tener posibilidad en las finales hay que hacer goles”, argumentó Tabárez.

Fiel a su profesión de maestro, Tabárez se refirió a su rival de cuartos, pero también se explayó sobre cuestiones filosóficas del fútbol. “En estos partidos finales se profundiza la paridad y es cada vez más difícil ganar un partido. Ghana tiene un buen potencial, es un equipo fuerte, rápido, con buena técnica, con dribbling en carrera, que les da mucho espacio a las individualidades, aunque también es un equipo organizado”, describió el técnico, que sabe que se encontrará con un rival muy motivado por la posibilidad de llegar por primera vez en su historia a ubicarse entre los cuatro mejores. “Es un país que se está acercando cada vez más a la elite, ya fue campeón Sub-20 y me parece que es una cuestión de tiempo que sigan en esta senda. Es su segundo Mundial consecutivo y la primera vez en cuartos, y están cerca de ser el primer africano semifinalista, así que por el lado de la motivación también es un equipo muy fuerte”, indicó el entrenador uruguayo.

Pero, en ese sentido, Tabárez puede quedarse tranquilo. Los jugadores uruguayos también tienen una motivación especial, ante la chance de colocar a su país otra vez en una semifinal mundialista, luego de 40 años. “Lo que nos presiona y motiva es la historia de este grupo desde 2006 hasta aquí, la tozudez de estos jugadores de creer que se puede y la capacidad de capitalizar rápidamente las experiencias, sobre todo las negativas. Están presionados, pero no con súper presión, porque eso inhibe”, destacó el técnico.

Compartir: 

Twitter
 

Los jugadores de Uruguay corren durante el entrenamiento de ayer bajo la mirada de Tabárez.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.