DEPORTES › AYER NO PRACTICO, PERO TIENE SU LUGAR EN EL EQUIPO QUE JUGARA MAÑANA

Falsa alarma con la gripe de Messi

Maradona lo mandó a descansar y puso a Pastore en su lugar, dentro de una formación que es la misma que arrancó el partido contra México, por cuartos de final. Si no hay sorpresas de último momento, será el equipo de mañana en Ciudad del Cabo.

La alarma se encendió en la concentración argentina cuando Lionel Messi se fue sin cambiarse de la práctica en la que Diego Maradona paró a los probables titulares. Sin embargo, el estado gripal que padece el crack argentino no reviste demasiada gravedad, por lo que su presencia mañana en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo no corre ningún riesgo. Por eso, y de acuerdo con el entrenamiento que se llevó a cabo el plantel en Pretoria, el equipo sería el mismo que arrancó ante México.

Las noticias que llegaron desde Sudáfrica durante toda la semana fogonearon que Maradona pensaba en muchas variantes para el encuentro de los cuartos de final: que Angel Di María tenía un pie y medio afuera del equipo; que Walter Samuel regresaba a la titularidad, pero no en lugar de Nicolás Burdi-sso sino por Martín Demichelis, de flojos rendimientos en casi todo el torneo; que Jonás Gutiérrez iba a ingresar como volante por la izquierda; que Juan Sebastián Verón se perfilaba para reemplazar a Maxi Rodríguez; que Javier Pastore era una alternativa para ser volante por la derecha... Miles de especulaciones que el entrenador se encargó de desactivar en el entrenamiento de ayer por la tarde, en el que plantó a los mismos once que actuaron ante México, con la única diferencia de Pastore en lugar del engripado Messi.

Si bien el jugador del Barcelona se presentó para entrenarse, Maradona prefirió cuidarlo por la congestión que sufre. “Es un estado gripal muy leve. No hay ningún problema”, informó el médico argentino, Donato Villani, que aclaró que el delantero ni siquiera tuvo fiebre. Por eso, la ausencia de Messi no pasó de una anécdota. Su lugar en la práctica lo ocupó Pastore, que se paró como un enganche clásico.

Según trascendió, durante el entrenamiento, Maradona buscó que los volantes externos, Di María y Maxi Rodríguez, se cerraran y se comprometieran en la marca, para ayudar a Javier Mascherano en la zona media, cuando el equipo no tenía la pelota. Además apuntó a ejercer mucha presión sobre el rival, para poder recuperar rápido el balón y abastecer a los atacantes. Pero la gran diferencia con relación a los cuatro partidos disputados es que los cuatro del fondo mantuvieron sus posiciones y casi no se sumaron a la mitad de la cancha. Está claro que si bien Maradona no quiso romper el tridente ofensivo que tan buenos resultados le dio en lo que va del Mundial, tampoco quiere renunciar del todo al sistema ultradefensivo que utilizó ante Alemania en el amistoso de marzo, en Munich, cuando su equipo se impuso 1-0 con un gol de Gonzalo Higuaín.

Otra de las particularidades de la práctica estuvo marcada por las indicaciones e intercambios de opinión del técnico con Verón. Si bien no estará entre los titulares, el jugador de Estudiantes se perfila para ser el primer cambio ante cualquier eventualidad, ya sea para cuidar el resultado o para buscar más juego. Para hoy, Maradona debe dar la conferencia de rutina antes de los partidos, en la que seguramente confirmará a sus once titulares para vencer a Alemania.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.