DEPORTES › OPINION

Pastore tiene que jugar

 Por Diego Bonadeo

Hay que tener mucho cuidado y mucha memoria para reconocer a los muchos que hablan y escriben con el resultado puesto. Esto es, con el diario del lunes. En especial en estos días de Copa del Mundo, cuando los 40 millones de directores técnicos que somos los argentinos parecemos multiplicarnos hasta el asombro.

Hasta aquí parece irreprochable la performance de Romero, así como la de Otamendi. Demichelis mostró notorias vacilaciones, cumplieron bien Samuel y Burdisso, y fue excelente el desempeño de Clemente Rodríguez contra Grecia, aunque no tuvo demasiado trabajo defensivo.

Pese a lo que muchos declaman, al gol contra Nigeria y a las dos salvadas contra México, quien esto escribe mantiene sus serias reservas respecto de Gabriel Heinze, a quien parece considerársele mayoritariamente casi número puesto. No debiera haber reparos para con Mascherano, Di María ha sido menos de lo que todos sabemos que puede, Maxi Rodríguez es casi intrascendente, Jonás Gutiérrez ni muy muy ni tan tan, Bolatti jugó bien sin sobresalir demasiado para lo que nos tiene acostumbrados y Pastore, en los pocos minutos que entró, demostró ser pieza insustituible como “proveedor” ideal para el fútbol de Messi.

Pastore debe necesariamente estar en el equipo, y habrá que ver qué sucede con Verón. Messi, Tevez, Higuaín y Agüero, y en menor medida Milito, son la meridiana explicación por la cual el equipo nacional es, junto al alemán, el más ofensivo del torneo; y Martín Palermo, un afortunado del fútbol, el prototipo del jugador que uno jamás quisiera tener en contra, pero que no tendría tampoco un lugar en la mesa de luz.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.