ECONOMíA › CONVENIO DE INTERCAMBIO DE INFORMACION FISCAL ENTRE LA ARGENTINA Y LA CONFEDERACION SUIZA

Buscan cerrarle el paso a la evasión

El acuerdo suscripto por la AFIP ayer en Berna apunta a eliminar la doble imposición, pero con un mayor control sobre posibles maniobras elusivas. Una plaza muy elegida por inversores argentinos y traders en comercio exterior.

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray, suscribió junto al secretario de Estado para Asuntos Financieros Internacionales de la Confederación Suiza, Jacques de Watteville, un nuevo acuerdo para evitar la doble imposición entre ambos Estados. El convenio “elimina los efectos impositivos desfavorables para los intereses del fisco argentino” que derivaban del convenio anterior. De esta manera, el país tendrá la potestad de aplicar retenciones por pagos de regalías a empresas suizas y permite la imposición de tributos patrimoniales a las acciones y participaciones sociales. El acuerdo deberá ser ratificado por el Congreso de la Nación. A su vez, ya está en vigencia el intercambio de información fiscal, según el protocolo establecido por la OCDE, donde se eliminó el secreto bancario suizo.

“Estamos dando un paso extraordinario para asegurar un marco adecuado y seguro para las inversiones extranjeras. Este es un camino prudente y equilibrado para que los fiscos de ambos países no vean mermado su nivel de recaudación y que la mecánica para evitar la doble imposición sea beneficiosa para ambas partes, además de asegurar un comercio exterior transparente”, sostuvo Echegaray desde Berna.

El funcionario estuvo acompañado por Antonio Gustavo Trombetta, embajador argentino ante la Confederación Suiza; Luis María Capellano, subsecretario de Ingresos Públicos de la Secretaría de Hacienda; Pablo Aguilera, subdirector general de Técnico Legal Impositiva de la Dirección General Impositiva (AFIP), y Luis Susmann, consejero de la embajada argentina en Suiza.

Este nuevo convenio comenzó a negociarse en diciembre de 2012. En el ir y venir de las negociaciones, Suiza aceptó incluir cambios en las categorías de Bienes Personales-Responsable Sustituto e Impuesto a las Ganancias sobre regalías. En el primer caso, los cambios implicarán un ingreso adicional a la AFIP de 40 millones de pesos anuales. Hasta el momento, si una empresa argentina tenía como accionista a un suizo, no pagaba el impuesto. A partir de este nuevo convenio, sí se pagará.

En el segundo caso, si una empresa argentina pagaba regalías a una empresa suiza, no retenía el Impuesto a las Ganancias. Con este acuerdo, si una empresa argentina paga regalías a una empresa suiza, deberá retenerle el Impuesto a las Ganancias. Esto reportará un ingreso adicional al fisco argentino de 70 millones de pesos anuales.

“El acuerdo brinda un escenario favorable para las inversiones extranjeras, en un marco de certidumbre y seguridad jurídica; este convenio también prevé el intercambio de información fiscal entre las autoridades competentes, con el fin de promover la transparencia y luchar contra la evasión fiscal internacional”, sostuvo la AFIP a través de un comunicado.

En el encuentro que se llevó a cabo en la Secretaría de Finanzas de Suiza participaron los funcionarios François Bastian, jefe de la Sección Bilateral Fiscal; Christoph Schelling, jefe de la División de Impuestos; Pierre Nikolic, de la Secretaría de Estado para los Asuntos Financieros Internacionales, y Giancarlo Kessler, jefe de la División de Políticas Exteriores Sectoriales.

“Un punto fundamental del nuevo convenio es que prevé el intercambio de información fiscal de conformidad con el estándar internacional. Esto permitirá a la AFIP obtener información de las inversiones financieras de argentinos en Suiza y de las operaciones de comercio exterior de exportadores argentinos que utilizan a empresas de Suiza como intermediarios o traders comerciales”, agregó el administrador federal.

Las leyes suizas fomentaron una industria bancaria offshore, un refugio para ocultar dinero cuya procedencia no se quiere o no se puede explicar ante las autoridades de los países de origen del evasor. Con el objetivo de no seguir acumulando sanciones, firmaron con Estados Unidos un acuerdo que implicó levantar el secreto bancario. La medida facilitará a los Estados investigar posibles evasores fiscales que esconden su dinero en cuentas en el exterior, en este caso, Suiza.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Echegaray junto al titular de Asuntos Financieros Internacionales de Suiza, Jacques de Watteville.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.