ECONOMíA › EL SUPERAVIT COMERCIAL FUE DE APENAS 44 MILLONES DE DOLARES EN FEBRERO

Con los granos en los silos

Se redujo un 91,6 por ciento y en el bimestre la caída es de 90,2. La desaceleración del mes pasado se explica por la caída del 6 por ciento de las exportaciones a raíz de un retroceso del 54 por ciento en la venta de cereales.

La balanza comercial registró en febrero un superávit de apenas 44 millones de dólares, un 91,6 por ciento menos que en el mismo período de 2013, según informó ayer el Indec. En el bimestre, el saldo asciende a 79 millones, con una caída interanual de 90,2 por ciento. La desaceleración del mes pasado se explica por la caída del 6 por ciento de las exportaciones debido al derrumbe de la venta de cereales (-54 por ciento), mientras que las importaciones crecieron 2 por ciento, impulsadas fundamentalmente por las compras de combustible, que treparon 43 por ciento.

Las exportaciones aportaron 5393 millones, un 6 por ciento menos que en igual lapso de 2013, pero de los cuatro grandes rubros de exportación la caída se concentró casi exclusivamente en la venta de productos primarios, que retrocedió 34 por ciento (de 1404 a 924 millones). Las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario treparon un 2 por ciento (de 1916 a 1946 millones), la venta de combustibles trepó 47 por ciento (de 320 a 471 millones) y las manufacturas de origen industrial retrocedieron 2 por ciento (de 2103 a 2052 millones).

Dentro de los productos primarios, sobresalió la caída de 54 por ciento en la venta de cereales, que retrocedieron de 831 a 380 millones de dólares. A su vez, en el bimestre la caída acumulada es del 57 por ciento. Este ítem es el más significativo del rubro ya que, pese a la baja, representa el 41,1 por ciento del total de las exportaciones primarias. Las cifras revelan que gran parte de los productores agropecuarios continúan sin liquidar su cosecha a la espera de un mejor precio. La suba del 22 por ciento que registró la cotización del dólar a mediados de enero pareciera no haber sido incentivo suficiente para revertir la tendencia.

En el rubro exportaciones de manufacturas de origen agropecuario, que crecieron 2 por ciento, también se observa la reticencia a exportar del sector agropecuario, pues las ventas de grasas y aceites cayeron 41 por ciento (de 424 a 251 millones de dólares). Este ítem, junto con carnes y sus preparados, que retrocedió 5 por ciento, fueron los únicos dos que cayeron dentro de ese rubro.

Por último, las exportaciones de manufacturas de origen industrial se mantuvieron prácticamente estables con una caída de apenas 2 por ciento, variación que se explica fundamentalmente por un retroceso puntual en las ventas de navegación área, marítima y fluvial. En lo que refiere a la venta de combustibles, la suba del 47 por ciento se explica por la exportación de 206 millones de petróleo crudo, frente a ninguna exportación de petróleo en el mismo período de 2013.

Por el lado de las importaciones, las compras de combustible crecieron 43 por ciento (de 597 a 852 millones de dólares) y en el bimestre la suba acumulada es sólo de 7 por ciento, porque en enero este rubro había registrado una baja interanual de 24 por ciento. Las compras de bienes de capital también crecieron, pero apenas 4 por ciento, y la suba se explica por la adquisición de equipos de transporte industriales que demandaron 222 millones de dólares, un 45 por ciento más que en igual lapso de 2013. En piezas y accesorios para bienes de capital, la suba fue sólo de 1 por ciento y en bienes de consumo las compras cayeron 5 por ciento. Por último, el rubro vehículos y automotores de pasajeros registró una caída de 26 por ciento.

Al analizar el intercambio comercial, según, la zona económica, se puede ver que la balanza registró en febrero un saldo negativo con los países del Nafta (-290 millones), con la Unión Europea (-123 millones) y con el bloque de China, Japón e India (-758 millones), mientras que es positivo con el Mercosur (439 millones), Chile (184), Medio Oriente (262) y Magreb y Egipto (189 millones). A su vez, el 32 por ciento de las ventas fueron al Mercosur, el 15 a la Unión Europea, el 12 a los principales mercados asiáticos, el 10 al Nafta y el 6 por ciento a Chile, entre otros; mientras que las importaciones provinieron en su mayoría de los países asiáticos (26 por ciento) y el Mercosur (26 por ciento), quedando en tercer lugar la Unión Europea (18) y en cuarto los países del Nafta (16 por ciento).

Compartir: 

Twitter
 

En el bimestre, la caída interanual acumulada de la venta de cereales es del 57 por ciento.
Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.