EL MUNDO › EL PRIMER MINISTRO PAPANDREU CEDIO A LA PRESION DE LA UE, PERO RECLAMA EL APOYO DE LA OPOSICION

Marcha atrás con la consulta popular en Grecia

Papandreu adelantó su deseo de retirar la convocatoria a una consulta popular que decidiera sobre el plan de rescate aprobado hace siete días. Pero condicionó esa decisión al apoyo que reciba de la oposición. Dudas y renuncias.

Grecia se hunde en un caldo que se espesa minuto a minuto mientras Giorgos Papandreu se cocina a fuego lento en su propia salsa. El primer ministro adelantó su deseo de retirar la convocatoria a una consulta popular que decidiera sobre el plan de rescate aprobado hace siete días. Pero condicionó esa decisión al apoyo que reciba de la oposición para llevar adelante el plan propuesto en Bruselas; algo prácticamente improbable ya que a la dimisión del martes de la diputada socialista Milena Apostolaki, quien no disimuló su descontento por el plebiscito, se sumaron ayer las renuncias de Elena Panariti y Eva Kaili, dirigentes del gobernante Pasok. Debilitado por las críticas que le llueven tanto desde la oposición como desde su mismo partido, Papandreu enfrenta quizás sus últimas horas como primer ministro de un país que vive en carne propia una tragedia impensada hasta para el más pesimista de los filósofos de la Antigüedad. La suerte parece estar echada para el premier, que en un manotazo de ahogado trasladó todo el peso de la responsabilidad al pueblo heleno. Como esos enfermos terminales que esperan un milagro, en la medianoche de Grecia Papandreu sabrá si consigue o no un voto de confianza que no le garantiza ni la paz social ni una salida decorosa del gobierno.

El premier griego convocó a su Consejo de Ministros a un cónclave de urgencia donde explicó los detalles de su estrategia. Al finalizar la reunión, Papandreu emitió un comunicado en el que señaló: “Incluso si no vamos a un referéndum, que nunca era un fin en sí mismo, saludo la posición de la oposición conservadora que está dispuesta a ratificar en el Parlamento el acuerdo de la cumbre de Bruselas”. “Estoy contento de que esta discusión haya traído a la sensatez a un montón de gente”, subrayó Papandreu, y agregó que llamaría al líder de Nueva Democracia, Antonis Samaras, para conversar sobre los próximos pasos para lograr un amplio consenso. En la tarde de ayer, antes de que la conversación telefónica entre ambos dirigentes tuviera lugar, quedaban algunas esperanzas sobre una rápida salida a la crisis política en Atenas.

El líder de Nueva Democracia redobló la apuesta y dijo que apoyaría el rescate siempre y cuando el primer ministro acceda a convocar un nuevo gobierno. Samaras, que hasta el momento había exigido elecciones anticipadas, pidió que se elija un gobierno de transición cuyo objetivo fuera aprobar el plan de rescate a Grecia y la posterior celebración de comicios generales. Poco después de la exposición de Papandreu ante el Parlamento, Samaras fue tajante al exigirle nuevamente al primer ministro que renuncie a su cargo y se convoquen elecciones anticipadas en un plazo de seis semanas. “Propongo un gobierno de transición que dure seis semanas, con personas de amplia aceptación para ir a elecciones”, señaló el líder opositor en el debate. “Le pido a Papandreu que dimita para facilitar la situación”, añadió.

El líder opositor acusó a su vez a Papandreu de chantaje y de mentir sobre la convocatoria al referéndum, las ayudas internacionales y el apoyo a un nuevo rescate financiero a Grecia valorado en 130.000 millones de euros a cambio de más reformas. “Papandreu dice grandes mentiras, ya que nos informó hace unos días que el Consejo de Ministros había aceptado en forma unánime hacer un referéndum y al final no lo hará”, agregó el líder de ND. “Para salir de la crisis hay que tener un gobierno y hoy no lo tenemos”, concluyó Samaras, quien de estudiante compartió con Papandreu una habitación en un campus de la Universidad de Amherst, en Estados Unidos.

En tanto, el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, subrayó en el Parlamento, ante la bancada socialista, que el referéndum estaba acabado y urgió asumir de inmediato negociaciones con la troika, integrada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Unión Europea (UE) y el Banco Central Europeo (BCE). Asimismo, indicó que hasta el 15 de diciembre se requieren urgentemente los fondos del sexto tramo de la ayuda para Grecia. Según el canal de televisión estatal NET, Papandreu aspiraría a un gobierno de coalición entre Pasok y ND, que por aproximadamente un semestre conduzca al país. De acuerdo con altas fuentes del ND, ese gobierno debería estar compuesto por expertos y técnicos y no por políticos. “Este gobierno solamente conducirá al país hasta que esté listo el paquete de ayuda. Luego se convocará a elecciones”, apuntó un colaborador de ND.

El escenario más probable es que Papandreu no reciba el voto de confianza en el Parlamento. Entonces habría sondeos dirigidos al presidente Karolos Papoulias, con el objetivo de formar un nuevo gobierno. Con 150 escaños, Papandreu ha perdido la mayoría parlamentaria. La prensa de Grecia especuló ayer con los nombres de posibles sucesores, entre ellos, el ex vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) Lucas Papademos, según consignó la emisora de noticias ateniense Vima 99,5. El ex premier Kostas Simitis fue propuesto por círculos de la UE, dijo Giorgos Karatzaferis, jefe de la ultraconservadora Agrupación Popular Ortodoxa (LAOS).

Compartir: 

Twitter
 

El primer ministro Papandreu enfrenta hoy una moción de confianza en el Parlamento.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.