EL MUNDO

Primero fue Dinamarca

La propuesta de referéndum lanzada esta semana por Giorgos Papandreu tiene otros antecedentes en otros países europeos. En 1992, el Tratado de Maastricht creaba la UE y el euro como moneda única, lo que demandaba la ratificación de todos los Estados miembro. Sin embargo, ese proceso se estancó en Dinamarca. Una lucha sin cuartel por salvar el proyecto desembocó en el Acuerdo de Edimburgo, donde se le ofrecieron a Copenhague cuatro opciones, entre las que se incluía la posibilidad de quedar al margen de esa moneda. Aunque en 1993 se votó la aprobación del proyecto, siete años después el gobierno danés empujó un referéndum para que se aprobara la aceptación del euro. Finalmente, los daneses votaron en contra. Aunque Islandia se mantenga en la periferia de Europa y de la UE, el derrumbe que sufrió su sistema bancario en 2008 representó un duro golpe en Europa. Los islandeses fueron convocados a expresarse, mediante un referéndum, en 2010 y 2011. En ambas ocasiones rechazaron de plano los acuerdos con bancos británicos y holandeses para reembolsarles US$ 5800 millones que perdieron durante el colapso del Landsbanki islandés.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.