EL PAíS › MEJORA EN LAS INDEMNIZACIONES Y UNA EXENCION DEL ABL PARA LOS INUNDADOS PORTEÑOS

En la línea que marcó la oposición

Lo dispuso Mauricio Macri por medio de un decreto de necesidad y urgencia, que toma en parte los proyectos que impulsaban los opositores. Algunos advirtieron que va en contra de la Constitución local. El tema será motivo de discusión en la Legislatura la próxima semana.

 Por Werner Pertot

Mauricio Macri hizo el anuncio en una conferencia de prensa junto con su gabinete.
Imagen: DyN.

En un giro veloz, Mauricio Macri tomó parte de los proyectos que tenía la oposición porteña sobre el temporal y los convirtió en un decreto de necesidad y urgencia que lleva su firma. En él establece que el tope para las indemnizaciones subirá de ocho mil a veinte mil pesos y que se planteará una exención del impuesto de ABL por seis meses para quienes sufrieron las consecuencias de la inundación. Además, Macri prometió simplificar el trámite para recibir este paliativo. La decisión insumió duras discusiones dentro del macrismo durante todo el día de ayer. “Hay que romper el chanchito ya. ¡No hay margen para esperar!”, fue una de las frases que más se oyó en Bolívar 1. Desde la oposición porteña, señalaron que el jefe de Gobierno tiene prohibido por la Constitución porteña emitir decretos de necesidad y urgencia en materia tributaria. Y advirtieron que buscarán que las indemnizaciones sean de 25 mil pesos y la exención sea por más tiempo.

Fue un día de choques internos dentro del PRO. De esto puede dar fe el jefe de la bancada en la Legislatura, Fernando de Andreis, que recibió las quejas de todo el bloque macrista por cómo se estaba manejando la crisis. El legislador Rogelio Frigerio fue uno de los que llevó la voz cantante: le planteó que era ridículo dejar en manos de la oposición las soluciones a los damnificados, que no representaban tanto dinero para el gobierno macrista. Varios insistieron en que el tiempo les jugaba en contra.

Muchos estrategas PRO vieron el combo de Macri volviendo de sus vacaciones a atender una catástrofe climática como una amenaza al proyecto presidencial del jefe de Gobierno y al resultado de las más apremiantes elecciones de este año. La preocupación por este tema no cesa en Bolívar 1 y ayer ganaron la discusión quienes creen que es el momento de jugarse a todo para mitigar el costo político.

Este no era el escenario cuando comenzó el día y la Legislatura porteña no pudo sesionar por falta de diputados. El vicepresidente primero, Cristian Ritondo, bajó al recinto, donde había unos pocos legisladores: a las 11.30 estaban el diputado del MST Alejandro Bodart, la kirchnerista María Rachid y Adrián Camps, de Proyecto Sur. Ritondo levantó la sesión por falta de quórum. “Lamentablemente el PRO y los K acordaron levantar la sesión, postergando las respuestas a la gente. Hasta ese momento, sólo había dos proyectos presentados: el mío y otro del diputado Daniel Amoroso”, se quejó Bodart.

Luego Ritondo tuvo un encuentro con los jefes del bloque en el que acordaron que harían una sesión la semana próxima en la que iban a tratar todos los proyectos sobre la inundación. Entre ellos, había varios para aumentar el tope de las indemnizaciones de 8 mil a 25 mil pesos o bien para eximir del pago de ABL y Patentes por un máximo de cinco años a quienes sufrieron daños.

Como parte del acuerdo al que llegaron, los jefes del bloque sacaron un comunicado. Allí señalaron que harán una sesión especial la semana que viene para tratar los proyectos. “Estamos haciendo un relevamiento de datos para poder llegar con una rápida solución a los vecinos de la ciudad de Buenos Aires”, afirmó Ritondo, quien hizo un repaso de los proyectos presentados: “Se evalúa flexibilizar los requisitos para el otorgamiento de subsidios, así como también distintas líneas de crédito, además de la posible eximición del ABL y Patentes”. A su vez, indicó que la Legislatura funcionará esta semana como uno de los múltiples centros que reciben donaciones.

Luego del encuentro con los opositores, Ritondo cruzó Avenida de Mayo hasta el Palacio de Gobierno y le planteó lo acordado a la vicejefa María Eugenia Vidal y al jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que recién llegaba de sus vacaciones en Turquía. Hubo un intenso debate sobre la exención de ABL, la cantidad de meses a otorgar, el tope de la indemnización. De Bolívar 1 salió la decisión de primerear.

Macri encabezó una conferencia de prensa, con Vidal y Larreta flanqueándolo. Allí anunció que había firmado un DNU para “aumentar el subsidio de 8 mil a 20 mil pesos y dar la exención de ABL por 6 meses, según lo que escuché que pensamos todos los que estamos en política”. También prometió mecanismos para “hacer el trámite más accesible, oficinas móviles en los barrios” y que colaborará con diversos artistas que están organizando recitales solidarios este fin de semana.

Desde la oposición porteña recordaron que el artículo 103 de la Constitución porteña prohíbe específicamente al jefe de Gobierno “bajo pena de nulidad” emitir DNU que legislen sobre “materia tributaria” y que solamente puede hacerlo “cuando circunstancias excepcionales hicieran imposible seguir los trámites ordinarios”. “Nos resulta raro que intente legislar en materia tributaria. En el proyecto del kirchnerismo no se habla de seis meses, sino de hasta cinco años de eximición de ABL”, indicó la legisladora Gabriela Alegre. De todas formas, la Legislatura puede rechazar el decreto y aprobar otros proyectos de ley.

“No dijo nada sobre autos y patentes. Espero que haya sido un olvido y que en el DNU estén”, advirtió el legislador de Proyecto Sur Rafael Gentili. “Vamos a proponer subir a 25 mil pesos y que le paguen a los damnificados con la sola acreditación de la zona inundada”, afirmó. El legislador Aníbal Ibarra consideró que “los subsidios deben pagarse sin trámites burocráticos. Debe alcanzar con vivir en la zona inundada”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.