EL PAíS › EL EX JEFE DE POLICIA DE SANTA FE AHORA FUE PROCESADO POR COACCION Y ENCUBRIMIENTO

Tognoli colecciona procesamientos

El juez federal Francisco Miño consideró que, junto a dos policías y un narco, Hugo Tognoli participó de una maniobra para presionar y difamar a Norma Castaño, la líder de Madres Solidarias que denunciaba su connivencia con el narcotráfico.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El ex jefe de Policía de Santa Fe Hugo Tognoli sumó su segundo procesamiento en menos de un mes, ahora en una causa que investiga una trama narcopolicial que involucra a otros dos efectivos de Drogas Peligrosas, José Luis Baella y Mauricio Otaduy, y a un vendedor de sustancias ilegales, Daniel “Tuerto” Mendoza, así como una campaña sucia contra la denunciante de esa “connivencia”, Norma Castaño, líder de Madres Solidarias, en la que participaron los cuatro imputados. El juez federal de Santa Fe Francisco Miño procesó ayer a Tognoli por encubrimiento agravado, por ser “partícipe necesario del delito de coacción” y por “incumplimiento de los deberes de funcionario público”. De los acusados, sólo están presos el ex jefe de Policía –por orden del juez federal de Rosario, Carlos Vera Barros– y Mendoza –por otra investigación en la que cayó con 13,6 kilos de cocaína en su poder–. Baella y Otaduy gozan de libertad provisoria, por ahora.

En la causa ya estaba procesado Baella por el “encubrimiento agravado” de Mendoza, por incumplir los deberes del funcionario y participar de la coacción a Castaño. El fiscal federal de Santa Fe, Walter Rodríguez, solicitó que esa parte del expediente se eleve a juicio oral. Y lo mismo pidió con la segunda investigación, en la que el Tuerto Mendoza está procesado y preso desde julio de 2012 por “fabricación” y “comercio” de estupefacientes, con lo cual es probable que ambas se unifiquen.

Para el fiscal, Baella, ex jefe de Inteligencia de Drogas Peligrosas, “ayudó a Mendoza a eludir las investigaciones judiciales” y lo consideró un “engranaje de una compleja estructura dinámica y subrepticia” que “generó beneficios económicos”. “Baella no actuó solo” –señaló el fiscal– y apuntó contra Tognoli, que era jefe de Drogas Peligrosas “en el momento de los hechos” y “tenía con Baella una relación que excedía la meramente funcional”.

Ahora, el juez Miño confirmó la imputación del fiscal. Tognoli “tampoco hizo nada” contra Mendoza, y “con su proceder frustró el avance y esclarecimiento de la pesquisa y posibilitó” que el Tuerto eludiera “la investigación judicial y continuara con su actividad ilícita hasta julio de 2012, cuando fue detenido”, explicó el magistrado.

La pesquisa arrancó en marzo de 2011 con un supuesto seguimiento de Baella a Mendoza, sospechado de integrar una organización dedicada a la venta de drogas bajo la modalidad de delivery, pero que el fiscal descubrió que era sólo un simulacro. El periplo terminó con un encuentro entre Mendoza y Norma Castaño, frente a la casa de ésta, que fue filmado por Otaduy, por orden de Baella. Y luego, el video apareció en YouTube con el título “Madre del dolor transa con narco”. El juez Miño consideró “acreditado” que Tognoli y Baella “habrían gestado el encuentro entre Mendoza y Castaño”, en el que el Tuerto le pidió a la mujer que “retire la denuncia que había hecho en los tribunales de la provincia contra Tognoli por su connivencia con personas vinculadas al narcotráfico”. Castaño “no se retractó” y, en mayo de 2012, Mendoza volvió a amenazarla con publicar el video, lo que finalmente sucedió.

El juez Miño dijo que el supuesto “seguimiento encubierto” de Baella a Mendoza hasta la casa de Castaño era “una maniobra organizada con antelación por Tognoli y Baella. No se trató de un seguimiento disimulado ni oculto, sino todo lo contrario”. Y sirvió “de cobertura para la gestación del encuentro entre Mendoza y Castaño y obtener la filmación. En definitiva, una vez que Tognoli obtuvo ese registro fílmico, la pesquisa policial fue abandonada, pese a las exigencias de este juzgado en procura de su profundización”. Es decir que, para el juez, la maniobra habría sido concebida por Tognoli y ejecutada finalmente por Baella y Otaduy “a fin de lograr la retractación de Castaño de la denuncia que pesaba en su contra”.

Compartir: 

Twitter
 

Tognoli sumó su segunda acusación en menos de un mes.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.