EL PAíS › MAGNETTO EVITO PARTICIPAR DE LA CONCILIACION CON VICTOR HUGO MORALES

“Quería tenerlo cara a cara”

Ayer se realizó una audiencia por la denuncia del CEO de Clarín al periodista, quien fue apoyado por una manifestación. “Me da pena no haber podido decirle el daño que le ha hecho a la sociedad”, dijo Morales.

 Por Laura Vales

Más de un millar de personas se reunieron en la puerta de los tribunales de Carlos Pellegrini al 1100 para respaldar al periodista Víctor Hugo Morales en la audiencia a la que fue citado por la denuncia del CEO del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, que le inició una demanda por daños y perjuicios. A la instancia de conciliación tuvieron que presentarse tanto el denunciado como su denunciante, aunque, según contó Morales, Magnetto evitó participar personalmente. “Hubiera querido tenerlo cara a cara. Me da pena no haber podido decirle el daño que le ha hecho a la sociedad”, lamentó al salir de la audiencia.

Víctor Hugo Morales había llegado temprano al lugar donde oyentes, periodistas, integrantes de organismos de derechos humanos, legisladores y militantes lo esperaban para expresarle su apoyo. Entre las caras más conocidas se vio a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; el diputado Héctor Recalde, el titular del sistema de Medios Públicos, Tristán Bauer; el actor Arturo Bonín y sus colegas de Teatro por la Identidad. Las Madres de Plaza de Mayo llegaron juntas, en una combi de la Asociación, y la organización barrial Tupac Amaru se sumó encolumnada y con banderas. Por supuesto, hubo muchos periodistas, que se acercaron en forma individual o convocados a través de sus organizaciones. Comunicadores de Argentina había convocado al aguante, y el Colectivo de Trabajadores de Prensa había expresado públicamente su apoyo.

Magnetto entró al edificio acompañado por cuatro guardaespaldas y su abogado Hugo Wortman Jofré, y una vez arriba se negó a compartir la audiencia con Morales. Eduardo Barcesat, el abogado defensor del periodista, habló con los abogados de Magnetto para que éste aceptara una reunión cara a cara, pero el CEO del Grupo Clarín mantuvo su postura. La mediadora debió hacer por esto reuniones por separado con las partes. Después, cada uno firmó un acta en la que se dejó constancia de que no había habido acuerdo. Las audiencias de conciliación se realizan siempre de manera previa al inicio de estos juicios civiles, y ayer no había expectativas de que se llegara a un resultado distinto del que hubo.

En la audiencia, Víctor Hugo Morales y su abogado fueron notificados de la demanda, que reúne una serie de declaraciones que el periodista hizo en sus programas sobre el gerente del multimedios, por ejemplo con respecto al rol que tuvo en la apropiación de Papel Prensa o denunciando negocios del grupo con las AFJP. El juicio busca que el periodista se retracte públicamente de sus dichos y que pague una “reparación civil”, es decir económica.

Magnetto se retiró del lugar rodeado por sus custodios y personal de la Policía Federal, que le abrieron paso en medio de los abucheos de los manifestantes, hasta que subió a su vehículo.

“Me quedé con las ganas de saber qué tiene para decir el hombre que defiende sus intereses en nombre de la libertad de expresión, cuando es él el que hace una denuncia contra un periodista”, planteó Morales al salir.

También advirtió que a través de su persona, el gerente del multimedios “le está diciendo al periodismo lo que le espera si se meten con él”. Morales insistió en vincular el juicio con su defensa de la ley de medios audiovisuales, y le pidió a la Corte Suprema que no siga demorando su fallo sobre el tema. “Le pido a la Corte que reduzca el megáfono de este hombre”, resumió.

Los abogados del CEO de Clarín difundieron un comunicado de prensa en el que señalaron que la demanda fue iniciada a raíz de “las innumerables manifestaciones calumniosas e injuriosas que, a lo largo de los últimos años, Morales viene expresando en forma cotidiana para difamar a Magnetto”. Según el comunicado, en sus dichos el periodista involucró a Magnetto “con deliberada falsedad en delitos aberrantes, conductas criminales, acciones mafiosas y hasta atentados contra la democracia”.

Para los querellantes, “ninguna de esas manifestaciones constituyó una opinión, sino que se trató de afirmaciones asertivas que lo involucraron directamente en conductas ilegales”.

Dirigentes del ámbito político y social hicieron durante la jornada declaraciones en repudio a la denuncia. El titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Martín Sabbatella, consideró a la querella “de una temeridad y una violencia inusitadas”. Para el funcionario, el empresario del holding de medios “pretende que un referente de quienes no aceptan su dominio se someta a través de deudas económicas”. Hugo Yasky, titular de la CTA, advirtió que “con este tipo de acciones se pretende silenciar voces, como la de Víctor Hugo, que entienden a la información como un derecho”. El dirigente sindical recordó que el periodista “desde un principio defendió la aplicación integral de la ley de medios y, en consecuencia, la democratización de la palabra”.

El diputado Mario Oporto (FpV), quien preside la Comisión de Comunicaciones de la Cámara baja, destacó en Víctor Hugo Morales “su lucha contra los monopolios mediáticos, que viene de hace muchos años; es una prédica incluso anterior a esta realidad política”. Estela de Carlotto puso el acento en la integridad del denunciado. “No podemos permitir la infamia y el ataque a un hombre que no se vendió jamás.”

Compartir: 

Twitter
 

Dirigentes, militantes, periodistas, actores, entre muchos otros, expresaron su apoyo a Morales.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.