SOCIEDAD

INCENDIO

Los cambios de intensidad y dirección de los vientos provocaron que se incrementaran los incendios que se extienden en el valle de Punilla y el norte de la provincia de Córdoba. Como consecuencia del fuego, hubo evacuados en zonas vecinas a Cosquín y San Roque, mientras en el norte las llamas se acercaban a San Pedro y se sumó el Ejército a la lucha contra el fuego. La sequía y los cambios en el viento expandieron los incendios en la zona baja del cerro Pan de Azúcar, vecino a Cosquín, donde varias familias escaparon de sus viviendas y otras quince fueron obligadas a hacerlo por los bomberos. El intendente local, Marcelo Villanueva, dijo estar “muy preocupado” al ver a “los vecinos haciendo lo imposible por salvar sus bienes”. Por su parte, el jefe comunal de San Roque, Oscar Valdez, afirmó que las llamas bajaron de los cerros hasta la zona poblada y ponen en peligro las viviendas ubicadas en los sectores superiores, algunas de las cuales –que estaban deshabitadas– fueron alcanzadas por el fuego. “La situación se ha tornado dramática porque hay gente que no quiere abandonar sus casas y las estamos sacando por la fuerza”, sostuvo, y advirtió que “los bomberos, que están trabajando y ponen en riesgo sus vidas, están desbordados”. Un vocero del Plan Provincial de Manejo del Fuego dijo que las 130 personas que luchan contra las llamas –entre bomberos, policías y lugareños– no pudieron evitar que el fuego se extendiera.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.